Se conocen más denuncias contra el cura violento del Fátima

Esta vez fue una ex alumna quien relató cómo el docente de Filosofía la humilló frente a toda la clase por su aspecto físico.

Luego de que las autoridades del colegio secundario Fátima echaran a un cura que daba clases de Filosofía por amenazar con una navaja a un estudiante y agredir a otros, se conocieron más denuncias. Esta vez fue una ex alumna que dijo haber sido humillada en reiteradas oportunidades por su cuerpo.

El hecho comentado por Rocío a LM Cipolletti, una ex alumna del establecimiento católico, ocurrió en 2010 cuando la joven cursaba el quinto año. Ella llegaba de disfrutar de un intercambio cultural en los Estados Unidos, y fue humillada por el cura en plena clase señalándola de gorda.

Te puede interesar...

"Conocimiento según Aristóteles: Rocío volvió tan gorda de Estados Unidos que estaba irreconocible. Y su mamá seguro no la conoció. El conocimiento cuando muta nos vuelve extraños", ejemplificó el cura frente a toda la clase.

La joven no supo qué hacer en ese momento, y el miedo a desaprobar la obligó a sólo aguantar los agravios constantes. "Este era el gran Gustavo, demagogo como pocos. La personificación del abuso de poder en las aulas", escribió ella en sus redes sociales tras leer la nota sobre su despido.

Rocío agregó que el abuso de poder era constante, y pese a que las autoridades estaban al tanto, nadie hacía nada.

"Había que llevar un cuaderno para Filosofía para escribir qué habías aprendido en esa clase. Si te lo olvidabas y le caías mal, te ponía un 1 que tenía el mismo peso que un examen. Había que hacer trabajos llamados de cosmovisión, y si él creía que habían respuestas similares, te desaprobaba sin mediar diálogo. Hubo chicos que la rindieron hasta 7 veces, e incluso debieron poner veedores del CPE en los exámenes. Justo cuando fueron los veedores aprobaron. Muchos naturalizaron su violencia, y lo defienden", criticó la ex estudiante del Fátima.

Ahora, con algunos años más, Rocío recuerda el padecimiento y piensa que se debería haber trabajado en un protocolo entre estudiantes y directivos para evitar la violencia en las aulas.

"Tiraba tizas y borradores a los alumnos. Era un violento apañado porque era cura"

El cura y profesor de Filosofía fue echado tras conocerse que amenazó con una navaja a un estudiante en el colegio Santa Catalina de Allen, perteneciente a los mismos dueños del Fátima de Cipolletti. Ambos colegios son públicos de gestión privada, y además de recibir subsidios del Estado se deben regir por las normativas del Ministerio de Educación.

Desde el Consejo Provincial de Educación informaron que están trabajando en acciones por su mal accionar.

LEÉ MÁS

Echan a un cura de un colegio católico por amenazar a un alumno con una navaja

El CPE investiga al cura que agredió estudiantes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario