Rosita, una vida marcada por el trabajo y el exilio

Se jubiló tras 32 años en el Registro de la Propiedad Inmueble.

Por Guadalupe Maqueda - maquedag@lmneuquen.com.ar

Habla de su marido Guillermo Villanueva, de todos sus logros y méritos, de sus aportes como destacado docente e investigador de la enseñanza en Educación, y es evidente que lo ama con profunda devoción. Pero hoy la nota es ella: Rosa del Carmen Vergara, a quien todos conocen como Rosita, la del Registro de la Propiedad Inmueble (de la Provincia).

Le recuerdo que está en el diario LMC para contar su historia, que estamos para hablar de ella. Es la primera vez que la entrevistan y se estrecha sus manos, nerviosa. “Mi marido es el que está acostumbrado a estas cosas”, comenta.

Te puede interesar...

Rosita tiene 77 años. El 24 de julio cumple 78. Hace casi dos semanas le llegó la hora de dejar atrás su pasión por el trabajo y se jubiló. “Me preparé mentalmente para este momento, pero extraño mucho, el trabajo, los compañeros. Ellos quieren que vuelva”, dice y se conmueve. Sus ojos celestes se humedecen y necesita hacer una pausa.

Su primer trabajo en un registro fue en 1969, en Córdoba. Pero con el golpe militar, su marido tuvo que exiliarse por razones de seguridad, y ella persistió un tiempo más porque estaba embarazada de su segundo hijo. “Fue muy duro, me quedé sola con dos hijos, en medio de la balacera”, recordó.

Lo siguió más tarde y hasta abril del 83 no volvieron al país. Durante esos años difíciles, ella no pudo trabajar, sintió mucho el destierro, pero vio nacer en Ecuador a sus dos hijas. Recién cuando estuvo de vuelta retomó su pasión por el trabajo, el mismo que tuvo por más de tres décadas y hasta hace escasas dos semanas en el Registro de la Propiedad Inmueble.

Una docente, amiga de su marido, los convocó para que se vinieran al sur. El destacado docente e investigador de la enseñanza inició en la Facultad de Ciencias de la Educación su reconocida trayectoria, allí donde fue tres veces decano, mientras que Rosita se incorporó al registro de Viedma, que hacía muy poco tiempo se había provincializado.

Ella traía la novedad del folio real, un sistema nuevo, distinto y superador del viejo cronológico. Asistió a la creación del ADN de los inmuebles, luego se abrió el registro en Bariloche y Rosita inauguró dos circunscripciones más (en Cipolletti y en Roca).

De Viedma se mudó a Cipolletti, junto a su familia, y echaron raíces en una casa del barrio Luis Piedrabuena. Durante 28 años se trasladó desde esta ciudad hacia Roca para continuar con su labor. “Recuerdo que viajaba en un colectivo de Ko-Ko, tapándome con una frazada”, comentó la mujer, y agregó: “A mi casa volvía solo a dormir”.

Con esa contracción al trabajo se mantuvo a lo largo de muchos años, tantos que la jubilación llamó a su puerta pisando los 78. Eso ocurrió el 27 de mayo, su último día en el Registro. Recibió entonces dos sorpresas: una placa homenaje por los 32 años de servicio en la provincia y un asado de despedida con todos sus compañeros de Roca y Cipolletti, y escribanos públicos también.

Agradeció mucho el gesto de algunos compañeros como Cecilia, la secretaria, y Eduardo, el director del registro cipoleño. A muchos de ellos los tuvo que formar y le salieron muy buenos alumnos. Pero también admitió que, de ellos, incluso de los más jóvenes, aprendió mucho.

Mamá de cuatro hijos y abuela de siete nietos, hoy está a full con el telar y espera asimilar con el paso del tiempo la etapa que recién comienza a transitar. Al Registro le dice “hasta luego”. Ya pasará a saludar.

El Registro, un lugar “sagrado”

Para Rosita, el Registro de la Propiedad Inmueble es “sagrado”. Tanta estima y respeto le tiene a ese lugar del que fue un eslabón muy importante hasta hace poco, que destaca todas y cada una de las tareas que se realizan a diario: declaraciones de herederos y divorcios, siempre que haya un bien de por medio; embargos, inhibiciones. “Es la base de datos que tiene Rentas, la Policía y Afip”, subrayó.

Antes, todo el material se documentaba por triplicado, pero ahora se digitaliza. “Nosotros conocemos hasta los testaferros de políticos y empresarios, la nómina de todos los indeseables que manda Nación”, advirtió.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario