El clima en Cipolletti

icon
Temp
85% Hum
LMCipolletti tienda

Robó un buzo de una vidriera y quedó todo filmado

Ocurrió el sábado por la tarde en un comercio del centro de Cipolletti. Actuaron dos ladrones: un hombre entró y distrajo a la comerciante. Mientras que una mujer, desde afuera, abrió la puerta y se apoderó de la prenda.

Una pareja cumpliendo roles evidentemente definidos logró robar un buzo que estaba en exposición en la vidriera de una tienda ubicada en pleno centro de Cipolletti.

La premeditada maniobra delictiva quedó grabada por las cámaras de seguridad del local y las imágenes se viralizaron por toda la región. Así surgió que sería una modalidad que estos ladrones emplearían habitualmente.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió el sábado, minutos antes de las 21, cuando la vecina que atendía en Alba Indumentaria, situada en calle Miguel Muñoz 151, se disponían a cerrar la atención al público.

El video muestra la aparición de un hombre y una mujer que observan las prendas ofrecidas en el escaparate, simulando ser un par de clientes más.

Tras cruzar unas palabras entre ellos, el sujeto ingresó al comercio, mientras que la cómplice quedó en la vereda en actitud expectante, cada tanto asomándose hacia el interior haciendo gestos cordiales y con cara risueña.

En una de esos movimientos trabó la puerta con un pie y con una habilitad asombrosa, se agachó y manoteó un buzo de algodón que escondió entre sus ropas y se marchó en dirección a la plaza San Martín.

Julieta, la propietaria de la tienda, explicó que no se dieron cuenta del faltante hasta el lunes a la mañana, cuando advirtieron el espacio vacío. Le consultaron a una tía que había quedado a cargo del mostrador si había vendido ese artículo, y respondió que no.

Así opera una pareja de ladrones en un local cipoleño.mp4

Entonces revisaron el material de las cámaras de seguridad y descubrieron lo que había sucedido.

La damnificada luego recordó que el ladrón también actuó con simpatía, y hasta le dijo en un momento que era un trabajador, y que no debía desconfiar de él. Notó asimismo le pedía ropa de distintos estantes, lo que luego concluyó que era para distraerla. Es que al final, no compró nada.

Poco después cuando las imágenes se difundieron aparecieron testimonios que aseguran que la mujer –robusta, pelo lacio y flequillo pronunciado- había repetido la misma operación en una tienda de Neuquén y que también lo habría hecho en otro local en Fernández Oro. En este último caso habría estado acompañada por otro hombre.

Entre los comerciantes además de tener en cuenta la fisonomía de la ladrona se pusieron de acuerdo para denunciarla.

Ladrona tienda 3.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario