Robó cosas de un auto, luego una tienda de ropa y lo atraparon

Ocurrió esta madrugada. De un Fiat 147 sacó el estéreo y varias herramientas. No conforme con eso, a piedrazos destrozó la vidriera de un comercio ubicado en Brentana 183 y sustrajo ropa. Un patrullero lo sorprendió en Roca y Libertad.

A piedrazos, rompió la vidriera de un comercio, se apoderó de varias prendas de vestir y, a pocas cuadras, fue atrapado por la Policía. Es un joven cipoleño, de 18 años, que ya tiene antecedentes por otros robos y vive en Costa Norte.

Llevaba una mochila, donde ocultaba 38 remeras; y un estéreo de auto y varias herramientas que había sustraído de un auto, antes de cometer el robo en la tienda de ropa Orso Bianco, ubicada en la calle Brentana 183.

Te puede interesar...

“El personal realizó un relevamiento en todo el sector y a 200 metros del comercio encontró estacionado un Fiat 147, color blanco, al que le faltaba el estéreo y tenía los cables sueltos. Muy cerca de ahí, los policías dieron con el dueño del rodado, quien también manifestó que le habían sacado varias herramientas”, relató el jefe de la Comisaría Cuarta, Gustavo Huanque.

El hecho ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada de hoy.

Un llamado al Comando Radioeléctrico puso en alerta a los policías, quienes de acercaron de inmediato a la tienda, en un patrullero, y a pocas cuadras encontraron al delincuente. Éste se percató que lo seguían y quiso huir corriendo, pero el móvil policial ingresó en contramano por calle Roca, y en la intersección con Libertad lo atraparon.

Fue trasladado a la Comisaría Cuarta y quedó detenido por orden de la Fiscalía.

“Lamento mucho lo que pasó, pero al menos agradezco que esto me pasa cuando no hay nadie trabajando”, indicó Luis, el dueño del comercio.

Hace más de un año, otros ladrones le desvalijaron el local que tenía sobre San Martín 48. En esa ocasión, solo dejaron los maniquíes con ropa. “O renunciaba a mi sueño o seguía para adelante, y acá estoy, otra vez. Mientras no le pase nada a mi gente, voy a seguir trabajando”, comentó.

Esta mañana había llamado a un vidriero para que le saque el blindex que le destrozó el ladrón. Le sale 20 mil pesos su reposición. “Hay que hacerlo, no queda otra. El negocio tiene que volver a estar operativo. Esta tarde abrimos”, concluyó el comerciante.

Los dos damnificados, el dueño del Fiat 147 y el de Orso Bianco, radicaron la denuncia policial en la Unidad Cuarta. Ampliaremos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario