Río Negro exporta más carne a China

En los últimos dos meses, hubo cuatro envíos por un total de 100 mil kilos.

Río Negro ya exportó 100 toneladas de carne a China. En dos meses, el frigorífico Fridevi concretó cuatro envíos y esas partidas ya significan la mitad del cupo anual otorgado a la firma viedmense para comerciar con la Unión Europea, según la cuota Hilton.

Los mercados y los productos requeridos son distintos, pero Argentina se insertó con su carne en el país oriental y, rápidamente, se advierte en las estadísticas. Más de la mitad de esas exportaciones ya tiene el destino chino, según informó el portal Agenda Económica.

Te puede interesar...

En noviembre, Fridevi logró la habilitación para ingresar con sus productos a ese mercado y fue uno de los últimos tres frigoríficos nacionales autorizados. Existían 28 firmas registradas.

Simultáneamente, la firma rionegrina abría -con fuerte promoción del gobierno de Río Negro y de Nación- el mercado japonés. Hasta ahora, el envío de carne de Fridevi a ese país alcanzó las 23 toneladas, es decir, casi cuatro veces menos de la comercializada con los chinos.

Conforman dos mercados diferentes. Casualmente, una representación del frigorífico participa de la Feria Foodex de Japón, que desde ayer se realiza en Tokio. El stand de Argentina incluirá un sector de degustación de las carnes rionegrinas.

En la exportación argentina, China pasó de 96 mil toneladas en el 2017 a 207 mil en el 2018, es decir, creció un 115%. Ya concentra el 56% de las ventas de carne bovina en el exterior. Sus cortes mayoritariamente son garrones y brazuelo, poco requeridos, por su baja calidad, en otros mercados. Los utilizan para hervir y hacer una especie de puchero.

Últimamente, el mercado chino empezó a requerir productos de más calidad para sus importaciones. Antes, los envíos eran congelados pero luego se amplió a enfriada y con hueso, lo que mejoró el precio, al pasar de los 4000 dólares por tonelada a valores de 11.000 a 19.000 dólares.

Preocupa la escasez de animales

Con la apertura de estos nuevos mercados también aparecen nuevos desafíos e inconvenientes para la industria frigorífica nacional. Uno de los principales escollos, por estas horas, es la de la falta de animales. Esa escasez general se acentúa aún más en Río Negro por sus limitantes de la barrera sanitaria. Esta situación, entre otras causantes, ha generado que en los últimos meses el precio de la carne en el mercado interno se fuera por las nubes, muy por encima incluso del promedio de inflación. Es decir que cada vez hay menos vacas, a la gente de a pie se le complica comprar carne, y aparecen nuevos mercados internacionales hacia donde se comienza a ir la mayor parte de la producción vacuna. Al parecer, en los últimos años el negocio más redituable fue la soja, que desplazó completamente a la ganadería.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario