Resuelven si Chiqui Forno queda libre

Para la defensa, se cumplieron los plazos legales y por eso reclamó el cese de la preventiva. La fiscalía y la querella se oponen y quieren que siga preso.

A diferencia de la defensa, que hizo referencia a varios elementos que favorecen la posición del cipoleño José “Chiqui” Forno, la fiscalía y la querella consideraron que el hombre imputado por el delito de asociación ilícita debe seguir preso hasta que se concrete el juicio oral. Para la presente jornada, está previsto el pronunciamiento del juez Álvaro Meynet.

Durante el desarrollo de una serie de audiencias, las partes intervinientes en el proceso que investiga la actuación de una megabanda de boqueteros y también protagonistas de violentas entraderas se encargaron de analizar la prisión preventiva que está cumpliendo Forno. El imputado no es uno más en la causa, que tiene un gran número de implicados pero pocos detenidos. A Forno se le adjudica el rol de cabecilla y por ese motivo, desde la fiscalía y la querella se insiste en que debe seguir tras las rejas para no obstaculizar la investigación y, además, para impedir una posible fuga.

Te puede interesar...

Por su parte, el defensor del detenido, el ex juez Pablo Iribarren, puntualizó que se encuentra preso hace más de un año y que tiene una familia, con hijos pequeños que lo esperan en su casa.

En este marco, hubo una postura firme de los acusadores y la querella reclamó que la preventiva se contabilice desde los primeros días de agosto de este año, indicaron fuentes allegadas a la causa. El criterio que impulsa la parte querellante posibilitaría que Forno continúe encarcelado mientras se cierran otras pesquisas útiles para un expediente donde se describe casi una veintena de hechos.

Los acusadores también hicieron mención en su descargo del carácter de la causa, que debe ser considerada como compleja. Esta denominación favorecería una extensión en el plazo de la preventiva para Forno.

Por otra parte, la fiscalía se opuso a la alternativa de una pulsera o tobillera electrónica y recordó que Forno tiene una condena por el delito de defraudación.

Investigación

Las escuchas incriminatorias

Una de las pruebas incriminatorias más determinantes en la investigación de la megabanda de boqueteros tiene relación con escuchas telefónicas. Hasta el momento, se contaba con audios donde supuestamente hablaba el acusado José “Chiqui” Forno. Pero no se podían cotejar porque el detenido se pronunció en forma negativa a esa pericia.

Finalmente, un paciente trabajo de la fiscalía permitió recuperar grabaciones de audiencias judiciales de Forno en Neuquén, que serán comparadas con las escuchas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario