Repudian la visita de un médico provida cipoleño a Tucumán

El ginecólogo es acusado de incumplir con el secreto profesional por publicar, a través de sus redes sociales, información del historial clínico de "Lucía", la nena tucumana de 11 años violada por la pareja de su abuela y a quien se le negó la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE) en febrero de 2019.

Integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de Tucumán repudiaron la visita de un médico y militante provida cipoleño a esa provincia. Es que el profesional fue acusado de incumplir con el secreto profesional por publicar, a través de sus redes sociales, información del historial clínico de “Lucía”, la nena tucumana de 11 años violada por la pareja de su abuela y a quien se le negó la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE) en febrero de 2019.

Se trata de Jorge Alberto Maciel, quien se desempeñó como ginecólogo en el Hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti y encabezó un gran número de movilizaciones en contra del aborto en la ciudad. Durante el juicio al médico Leandro Rodríguez Lastra –encontrado culpable por negar un aborto no punible a una joven víctima de violación- demostró su apoyo al profesional en los Tribunales de la localidad.

Te puede interesar...

“Apología de la tortura”

Una de las referentes de la Campaña, Fernanda, explicó en diálogo con LM Cipolletti que se enteraron de los eventos programados del médico en Tucumán ayer (martes) por la noche por una publicación que realizó en su cuenta de Twitter y que inmediatamente se organizaron para tomar medidas al respecto, ya que consideraron su arribo como “una provocación”.

“Este médico tiene una denuncia hecha por la familia de Lucía, que también involucra a la abogada antiderechos, María Teresa Mockevich, por violación de la privacidad y encubrimiento. Nos preocupa que venga a dar charlas y que el Estado avale la participación de esta persona como si lo que tuviera para decir fuera pedagógico”, sentenció.

En tanto, desde la Campaña expresaron en un comunicado de prensa que “las universidades, hospitales, escuelas, centros de salud, están para garantizar derechos consagrados en nuestra Constitución, no para usarlas como escenarios de prédicas que van en contra de valores de justicia y libertad, bajo un discurso pseudomédico”.

Y continuaron: “Por eso, alertamos sobre la revictimización de Lucía y consideramos que, ante la realidad que vivimos en la provincia las niñas, mujeres y personas gestantes, avalar la presencia de Maciel en instituciones públicas es hacer apología de la tortura. Exigimos que quienes representan al Estado provincial actúen conforme legisladores vigentes y tratados internacionales de Derechos Humanos”.

En este marco, diferentes organizaciones feministas realizaron hoy a la mañana un tuitazo con el hashtag #NoNosOlvidamosDeLucía y el próximo lunes planean llevar a cabo un pañuelazo en la Facultad de Medicina, fecha y lugar donde Maciel dará su primera charla sobre “aspectos médicos legales del aborto”. Mientras que los primeros días de agosto hablará sobre el tópico “Todo lo que quisiste saber sobre el aborto, y mucho más”.

La denuncia de la familia

El 5 de abril de 2019, Clarín informó a través de una nota que la familia de la nena tucumana de 11 que quedó embarazada tras ser violada y fue sometida a una cesárea, había denunciado “a la dirección del hospital por revelar información de la historia clínica de la paciente”. Además, mencionaron que la denuncia penal fue radicada en la Fiscalía Criminal I, donde se solicitó que se investigara tanto a la directora, Elisabeth Ávila, como a su personal, “por violación del secreto profesional, de la privacidad, de derechos de los pacientes e incumplimiento de funcionario público”.

Los familiares también acusaron a la abogada María Teresa Mockevich, por violación de la privacidad y encubrimiento, y al médico cipoleño Jorge Maciel, por violación del secreto profesional y la privacidad.

Exposición en las redes

El mismo medio señaló que el 11 de marzo, Mockevich dio a conocer el apellido de “Lucía” en diferentes medios de comunicación.

En tanto, el 18 de marzo Maciel publicó en sus redes fotografías del historial clínico. Allí, escribió: “Acá les comparto el protocolo quirúrgico, el protocolo anestésico y las indicaciones de la niña a quien le realizaron la microcesárea en Tucumán. Nunca figuró un diagnóstico de hipertensión ni preeclampsia en ninguna parte y las indicaciones fueron las de una cesárea común”.

Tuit

El caso “Lucía”

El caso de “Lucía” –nombre ficticio utilizado para hacer referencia al hecho sin vulnerar la identidad de la menor- tomó resonancia a nivel nacional por “las idas y vueltas” en cuanto a la continuidad del embarazo de la pequeña, producto de una violación.

De acuerdo con la denuncia realizada por su mamá, la nena –por disposición del Juzgado de Familia- se encontraba hace seis años al cuidado de su abuela materna y el acusado, de 65 años, se quedó solo con su hija y abusó de ella. El hombre era la pareja de la abuela en ese momento.

El embarazo de la nena fue detectado en enero cuando ya estaba de casi seis meses y, desde ese momento, la fiscal Adriana Giannoni actuó de oficio y presentó una serie de medidas para retrasar la Interrupción Legal del Embarazo, la cual está contemplada en los casos de violación.

Según información recabada por el diario Página/12, la chica estuvo internada desde el 31 de enero y luego la derivaron al Hospital del Este Eva Perón, en las afueras de San Miguel de Tucumán. El embarazo, sin embargo, lo descubrieron el 23 de enero en el Centro de Atención Primaria de la Salud, de la localidad Siete de Abril. A pesar del pedido de la víctima y de su familia, el sistema de salud no le garantizó la ILE. El 26 de febrero se habilitó la cesárea, de la cual nació el bebé, que vivió diez días.

Tucumán y la Ley Nacional de Salud Sexual

Ante la visita de Jorge de Maciel, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de Tucumán reflotó datos sobre la provincia respecto de la salud y educación sexual, razón por la que consideraron las charlas del médico cipoleño como una “provocación”.

“Tucumán es la única provincia del país que no está adherida a la Ley Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (25.673) y tiene una de las tasas más altas del país de embarazo adolescente: el 17,8% de los embarazos son de menores de 19 años. La provincia aún no adhiere al Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable”, detallaron en su comunicado de prensa.

A su vez, resaltaron que, durante 2017, en la provincia hubo 4.231 embarazos de adolescente de entre 15 y 19 años y que hubo 137 partos de niñas menores de 15, “siendo la mayoría embarazos infantiles forzados como consecuencia de situaciones de abuso sexual y violencia”.

Al respecto, concluyeron que, debido a estos índices, “Tucumán fue declarada provincia prioritaria por la intervención del Plan Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo no Intencional en la Adolescencia (ENIA)”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario