Reggioni no volverá a trabajar en el Estado

El ex intendente de Oro aceptó la pena en su contra, pero apelará la sentencia.

El ex intendente de Fernández Oro, Juan Reggioni, aceptó ayer la pena de inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos, más un año y medio de prisión en suspenso, pero al mismo tiempo se reservó el derecho de recurrir la resolución que lo declaró culpable. De esta manera, el ex mandatario no se resigna del todo y todavía puede jugar su última carta para que la Justicia lo libre de culpa y cargo. Esto si llega a apelar en los plazos legales y un tribunal de impugnación le da la razón y lo absuelve.

A Reggioni se lo declaró culpable de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública en concurso ideal. Se le reprochó haberse apropiado de un loteo social mientras era intendente a través de terceros. También fueron condenados su esposa Elba Maldonado, su hijo Diego Quinteros y Julia Arellano Sánchez, quien, ajena a la familia, sirvió de nexo para hacer la triangulación que encubría al verdadero interesado en el negocio. Ellos tres ayer aceptaron la pena de inhabilitación para ejercer cargos públicos de por vida, más un año de prisión en suspenso y, como Reggioni, también se reservaron el derecho a apelar.

Te puede interesar...

Ese no fue el acuerdo original, firmado el 24 de septiembre por las partes. Ocurre que en la audiencia de ayer sorpresivamente la esposa del ex intendente irrumpió con un reclamo ante el juez que se salía del arreglo.

Por eso tuvieron que ir a un improvisado cuarto intermedio, en el que revisaron el acuerdo. Al volver, volvieron aceptarlo en cuanto a la pena, pero con la posibilidad de impugnar el fallo. “El acuerdo no se cayó, los imputados aceptaron la pena. Pero ahora se reservan el derecho de impugnar la declaración -previa- de culpabilidad”, explicó el fiscal Guillermo Merlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario