El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
17% Hum
LMCipolletti trabajo

Reclaman que se incremente el pago a beneficiarios del Potenciar Trabajo

Las personas que acceden al subsidio cobran solo $16.000 al mes por las tareas que deben realizar. La canasta familiar, que marca el umbral de la pobreza ya supera los $72.000.

Te puede interesar...

Un gran problema, para las organizaciones sociales, es que el monto del programa nacional Potenciar Trabajo sigue siendo muy reducido. Apenas 16.000 pesos al mes, para un promedio no inferior de 80 horas de labor mensual. El grueso de los militantes y vecinos que acceden a esa fuente de ingresos se dedica a las tareas esenciales de las entidades, como es el sostenimiento de los comedores, merenderos y roperos comunitarios.

Por el bajo monto y otras razones, es que la dirigencia sectorial no ve con buenos ojos y, al contrario, lo estima un error muy grande, que el Estado considere como personas efectivamente ocupadas a quienes acceden a esta alternativa. Por ejemplo, en las estadísticas oficiales que mencionan una presunta mejora del empleo en el país.

Como los trabajadores no cuentan con aportes jubilatorios y otros que rigen para el empleo formal, su situación dista de ser equiparable a la actividad laboral real y permanente y solamente puede ser tenida en cuenta como lo que es, una actividad subsidiada.

La referente Lilia Calderón, integrante del movimiento Dignidad Rebelde y del Foro por la Tierra y la Vivienda, manifestó que entre las esperanzas que se alberga para el próximo año figura la de que se eleven los montos del Potenciar Trabajo, puesto que los 16.000 pesos que se pagan es una cifra muy reducida en relación con la canasta familiar, que marca el umbral de la pobreza y que ya supera los 72.000 pesos.

Indicó que hay unos pocos casos de personas que perciben dos ingresos por el Potenciar Trabajo, con lo que mejoran un poco su realidad cotidiana, pero son los menos, frente a una enorme mayoría que depende del monto único y acotado cuya mejora se reclama.

Para estos días de fin de año y de festejos, los beneficiarios del subsidio percibieron un bono de 8.000 pesos. Fue bienvenido, por lo menos para terminar de mejor talante un 2021 sumamente complejo, difícil y, sobre todo, caro, a tenor de la alta inflación.

La dirigente puso de manifiesto la necesidad de que 2022 sea un año de recuperación económica y laboral en el país, ya que la situación en los barrios populares sigue siendo muy preocupante y en extremo precaria y vulnerable.

Sostuvo que los distintos niveles del Estado deben poner todo su esfuerzo para crear las condiciones para una mayor oferta en materia de trabajo, puesto que al presente las posibilidades de ocupación siguen siendo muy limitadas. Además de que, cuando surgen, suelen tener un carácter informal y precario que dista de los reales requerimientos de la población.

Más plata por obras de infraestructura

Las posibilidades de mejores ingresos en los barrios populares vienen de la mano de la ejecución de obras de infraestructura que reclama la comunidad. En este caso, es el Estado nacional el que también provee la alternativa, pero sobre la base de una paga más atractiva. Se trata de proyectos para la construcción de redes eléctricas y de agua, y de veredas y cordón cuneta, entre otros rubros. Las iniciativas son impulsadas por los propios vecinos y reciben el aporte económico de reparticiones como la Secretaría de Integración Socio Urbana de la Nación. Para poder acceder a esta ayuda los pobladores deben estar organizados en cooperativas, puesto que las operaciones deben llevarse adelante en un marco de plena formalidad.

La dirigente Lilia Calderón manifestó que los vecinos ocupados por esta vía cobran entre 35.000 y 40.000 pesos, sumas lejanas del costo de la canasta familiar pero mucho más atractivas que los subsidios de Potenciar Trabajo. Con todo, los proyectos que se aprueban son pocos y no es mucha la gente ocupada.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario