Ratifican prohibición de bañarse en El 30

El canal principal y demás cauces de la red de riego de la ciudad no pueden utilizarse para el baño por la normativa vigente y los riesgos de accidentes.

Se acerca el verano y los calores volverán a hacer que se busque un lugar para refrescarse. El único lugar habilitado será otra vez la piscina de la Isla Jordán. Sin embargo, la posibilidad de utilizar el canal de riego principal en el conocido como “balneario” de El 30 se planteará para algunos vecinos como una alternativa, pese a que está prohibido bañarse en el sector.

En general, no está permitido utilizar para refrescarse ningún canal de la red de riego existente en Cipolletti. La negativa, no obstante, se vulnera prácticamente todas las temporadas, pese a los riesgos que existen y a que no se puede disponer de vigilancia.

Te puede interesar...

El atractivo del “balneario” está dado porque en el sector hay un complejo de esparcimiento público, con abundante arbolado, césped, parrillas, bancos y sanitarios públicos. Por eso, todos los veranos se concentra mucha gente a pasar un buen momento, comerse un asado y escaparles al sol y las altas temperaturas.

Lamentablemente, siempre hay personas que se arriesgan a utilizar el canal principal que flanquea el espacio verde. A veces, el curso de agua puede llevar un caudal significativo, lo que acrecienta su peligrosidad. Además, como no suele haber guardavidas ni controles, la posibilidad de un accidente aumenta. Ha habido casos de personas ahogadas en el lugar.

Ayer, el titular del Consorcio de Regantes, Eduardo Artero, recordó la prohibición que rige para el uso del canal principal para bañarse y nadar y destacó que hay legislación que establece esta condición, que también abarca al resto de los cauces artificiales que prestan servicio para las tierras productivas.

Reflexionó que, por desgracia, son muchos los cipoleños que no atienden a las normas que pautan la vida en sociedad y, por esa causa, año tras año se observa a muchas personas acudir a los canales para huir del calor.

Desde el Consorcio, resulta imposible controlar que no se utilicen los canales para propósitos para los que no son aptos. Ya es mucho el trabajo que dan la limpieza y el mantenimiento de cauces que muchas veces son taponados con residuos para crear embalses más propicios al baño o, en otros casos, ensuciados por desaprensivos que los usan como vertederos.

Artero fue categórico en cuanto a que el canal principal es de los más peligrosos por su profundidad en algunos puntos y por el caudal que transporta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario