El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
43% Hum
LMCipolletti tratamiento

Quién era Pino Vinet, el violador que atemorizaba al Alto Valle

Mario Pino Vinet salió libre en junio tras agotar la pena por el rapto y violación de una adolescente de Cipolletti. Todos sus informes eran negativos y se esperaba que vuelva a atacar.

El violador Luis Mario Pino Vinet, conocido como “El domador”, agotó su condena el 13 de junio pasado y recuperó la libertad. En el último tiempo de su estadía en el penal cipoleño accedió a un tratamiento para ofensores sexuales y se advirtió una involución en su conducta que obligó a los evaluadores a bajarle el puntaje. En ese momento indicaron que se trataba de una persona con predisposición a la reincidencia y un peligro para la sociedad. Desde el Estado habían indicado que no había más nada para hacer, más que sólo esperar un nuevo ataque.

En abril pasado el juez de Ejecución Penal Lucas Lizzi fue el último magistrado en recibir un expediente con la solicitud de libertad asistida para Pino Vinet. El pedido fue rechazado debido a que todas las áreas del penal tenían un concepto desfavorable sobre su conducta. Incluso advirtieron que en el último tiempo durante su período de “afianzamiento” registró una “involución” por lo que bajaron su puntaje a 5, información que fue determinante para que Lizzi niegue el beneficio. Entre las conclusiones se advertía que el egreso anticipado del penal constituía un riesgo de violencia sexual para la sociedad. “El tratamiento al que asistía era para ofensores sexuales y quedó suspendido con el inicio de la pandemia. Por su involución y bajo puntaje resolví de manera desfavorable su pedido. La calificación sirve para que el juez decida si está o no en condiciones, y en este caso no lo estaba. Entendí que era un grave riesgo para el condenado y para la sociedad”, explicaba en aquel momento Lizzi en diálogo con LM Cipolletti.

Te puede interesar...

Pino Vinet salió en libertad con 61 años y un estado de salud bastante deteriorado, producto de sus largos años en prisión. Una vez en libertad, no hay más nada que el Estado pueda hacer para evitar un nuevo ataque, sólo esperar a que lo ejecute y así recaerle nuevamente con todo el peso de la ley.

“Una vez que la persona agota la pena no hay forma de imponer ninguna pauta extra. Este hombre agotó la condena y recuperó la libertad. No hay manera de exigir algo más porque recuperó la libertad de manera absoluta”, indicó el juez de Ejecución cipoleño.

image.png

Pino Vinet fue condenado a 21 años de prisión por los delitos de rapto, abuso sexual con acceso carnal en varias ocasiones, lesiones y privación ilegítima de la libertad agravada de una menor de edad de Cipolletti. Sumado a que tenía un antecedente de reincidencia. A una ex pareja de Río Colorado le cosió la boca, y a otra de Plottier la golpeó salvajemente. Según indica el informe psicológico, siempre negó haber cometido el delito por cual se lo condenó y aseguran que su intervención en el área psicológica no tiene vínculo con el deseo de someterse a un tratamiento, sino sólo de poder obtener algún beneficio judicial de egreso anticipado. No presentó nunca un sentimiento de culpa, y proyecta la responsabilidad sobre la víctima. Cuantificaron el riesgo de violencia sexual de Pino Vinet como altísimo, con un prometió de 6 sobre 7, y no recomendaron la salida anticipada por el peligro para la sociedad. El análisis del Cuerpo Médico Forense es muy similar, advirtiendo un riesgo de reincidencia alto a cometer hechos similares por el cual se lo condenó, sumado a una reinserción social compleja vinculado a su negativa a estudiar o trabajar.

Juan Pablo Chirinos, Juez de Ejecución Penal de Roca que años atrás tuvo la causa de Pino Vinet en su escritorio, recordó que era un preso que siempre se negó a los tratamientos. “Los tratamientos son optativos, no se los puede obligar. Muchos terminan accediendo sólo para obtener algún beneficio. En el caso concreto de Pino, es más que un violador, es un violento de género. Los tratamientos de ofensores sexuales suelen funcionar siempre y cuando tomen conciencia de lo que hicieron, y no es su caso. Tras la reforma de 2017 que impide a los abusadores acceder a beneficios, se genera un peligro, porque con esa norma ni siquiera intentan ingresar a un tratamiento ni tener buena conducta. No tienen objetivos a cumplir, y les da todo lo mismo”, comentó Chirinos a LM Cipolletti.

Explicó que Pino Vinet tras su libertad ni siquiera podrá estar en el banco de abusadores sexuales porque esa iniciativa nunca se implementó en el país.

“El registro de agresores sexuales sólo tuvo fines de prueba en Argentina y nunca se implementó en lo concreto. El proyecto es de dudosa constitucionalidad, porque al imputado lo marcás para toda la vida. Se supone que una vez que agotaste la pena, ya pagaste, y sos libre”, indicó el magistrado roquense.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

15% Me interesa
55% Me gusta
0% Me da igual
10% Me aburre
20% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario