El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
26% Hum
LMCipolletti Kielmasz

¿Qué dice el último informe psicológico de Kielmasz?

Desde el Complejo Penitenciario Federal V de Senillosa aseguraron que el único condenado por el primer triple femicidio de Cipolletti "presenta indicadores poco propicios para la reinserción social".

El Juzgado de Ejecución Penal N°10 de General Roca recibió este miércoles (1/7) un nuevo informe psicólogo realizado por el Complejo Penitenciario Federal V de Senillosa sobre Claudio Kielmasz, único condenado por el primer triple femicidio de Cipolletti. Allí aseguraron que "presenta indicadores poco propicios para la reinserción social" y que, por esta razón, decidieron expedirse de manera desfavorable ante el pedido de la libertad condicional.

En el informe psicológico, al cual tuvo acceso LM Cipolletti, detallan que Kielmasz ingresó al penal de Senillosa el 15 de abril de 2019 y que, actualmente, se encuentra en el período de prueba de la "Progresividad del Régimen Penitenciario Federal", un proceso por el cual deben pasar las personas que se encuentran privadas de su libertad en pos de promover el orden, la seguridad, la convivencia y la enseñanza de diferentes niveles educativos.

Te puede interesar...

Al respecto, mencionaron que - si bien el imputado está siendo "asistido psicológicamente y no presenta signos de productividad psicótica"- se ha mostrado "inestable" durante las consultas tanto en dicho establecimiento como en los registros clínicos anteriores.

"Por momentos logra adecuarse al encuadre logrando una buena participación, como en el último tiempo, y en otros se muestra refractario, con demandas que exceden el espacio de consulta. En el historial clínico se registra una actitud querellante y demandante, se observa un discurso estructurado y desafectivizado con fines manipulatorios para conseguir beneficios", indica el informe.

Además, remarcaron que Kielmasz "se adecua al encuadre de trabajo para intentar manipular la entrevista, buscando causar una buena impresión" y que se ha observado en él un "repertorio de comportamientos limitados, rígidos, reiterativos, al igual que su modo de expresar emociones, con escasa tolerancia a la frustración".

Por su parte, desde el Penal indicaron que durante las consultas piscológicas "ha logrado abordar su historia de vida, su concepción y postura respecto de la causa, como los motivos que lo llevaron a delinquir". También explicaron que lo motivan para que pueda "abordar su postura demandante y de malestar", a lo cual se muestra con "apertura al diálogo, poco permeable a las intervenciones".

A su vez, el Complejo Penitenciario Federal V aseguró en el informe que la actitud "querellante y demandante" (de Kielmasz) ha disminuido este año, lo que permitió que conviviera en la casa de pre-egreso" sin presentar conflictos con sus pares, episodios de crisis y buen desempeño laboral".

De esta manera, se expidieron de manera desfavorable para el acceso al beneficio solicitado por considerar, "a modo de sugerencia y orientación, que presenta indicadores poco propicios para un reinserción social".

"Kielmasz tuvo y tiene aún la oportunidad de arrepentirse"

Al respecto del informe, Marcelo Hertzriken Velasco, el abogado de la familia de dos de las víctimas (María Emilia y Paula Micaela González), aseguró en diálogo con LM Cipolletti que continuarán trabajando para fundar la negativa a cualquier beneficio al que quiera acceder Kielmasz.

"Tuvo y tiene aún la oportunidad de arrepentirse y explicar a las familias devastadas por este femicidio las circunstancias de los hechos y de sus autores, que podrán favorecer la justicia restaurativa. El ha decidido obstruir, fabular y mantener vivo en los deudos esos interrogantes. Esta actitud habla por sí sola de su posibilidad de no ver al otro como sujeto", expresó.

Velasco
Marcelo Hertzriken Velasco

Marcelo Hertzriken Velasco

Un importante historial de pedidos

Una de las últimas acciones de Claudio Kielmasz tuvo lugar el 12 de junio de 2020, cuando interpuso un habeas corpus para que le entreguen un par de anteojos nuevo. La Justicia se lo rechazó, por lo que tuvo que continuar utilizando los que ya tenía.

El abogado defensor de Kielmasz había realizado el pedido en marzo pasado y, ante la falta de respuestas, inició una acción de habeas corpus exigiendo la entrega inmediata.

Según se conoció, la solicitud fue rechazada por la Justicia e indicaron que como consecuencia de esto no se ve afectada su condición de detención en la Cárcel Federal de Senillosa.

El abogado defensor de Kielmasz se convirtió en un experto a la hora de realizar presentaciones ante la justicia. Ya tiene en su haber un sinnúmero de pedidos para que el condenado pueda obtener la libertad condicional, salidas transitorias, prisión domiciliaria e incluso la libertad; pero todos los pedidos fueron rechazados de forma categórica ya que el juez entiende que los informes del Servicio Penitenciario son desfavorables.

Durante la pandemia también intentaron que continúe cumpliendo la condena en su casa, argumentando que forma parte de la población de riesgo por sufrir EPOC, aunque no tuvieron respuesta favorable.

Kielmasz fue diagnosticado como un psicópata irrecuperable y con profundo odio hacia las mujeres. En 2019 se intentó reducir la pena de prisión perpetua a 25 años, pero fue revocado y no prosperó. De haber podido avanzar, hoy estaría gozando de la libertad. Sin embargo ese mismo año obtuvo un polémico beneficio; el trasladado desde la cárcel de La Pampa al Complejo Penitenciario Federal 5 de Senillosa para visitar a su madre en su casa, quien padece de una enfermedad. Se trató de una salida extraordinaria que duró 48 horas.

La conmutación de la pena

El 6 de febrero de 2019, Juan Pablo Chirinos conmutó la pena perpetua de Kielmasz e intento reducirla a 25 años, a pesar de haber sido perfilado como un psicópata irrecuperable. Sin embargo, tras la recusación de la querella, la resolución fue revocada y quedó sin efecto. Caso contrario, el único condenado por el primer triple femicidio de Cipolletti habría quedado en libertad este año.

Según explicaron fuentes judiciales a este medio en aquel entonces, el cálculo surgió de lo establecido por el Código Penal antes y después del 2004 con la aprobación de la Ley Blumberg.

Como Kielmasz fue condenado a perpetua en el 2001- cuando la pena máxima aún era de 20 años- y sigue estando preso hasta la actualidad –siendo hoy la máxima de 35 años-, el juez realizó un promedio de penas antes y después del 2004. Y, teniendo en cuenta que no es reincidente, llevó a la cifra final de 25 años.

Sin embargo, en este caso también se hizo valor la ley del “dos por uno” (derogada en 2001), que permitiría computar doble los años pasados en prisión sin sentencia firme, y Kielmasz había pasado 4. Por esta razón, el imputado podría haber quedado en libertad por agotar la condena en 2020, pero finalmente no pasó.

El primer triple femicidio de Cipolletti

La tarde del 9 de noviembre de 1997 las hermanas Paula, de 17 años, y María Emilia González, de 24 y mamá de una nena de 2 años y medio, y su amiga Verónica Villar, de 22, salieron a caminar luego de una jornada de estudio y ocio. También invitaron a otra joven, pasaron a buscarla en un Renault 9 por su casa en el barrio Magíster, pero no estaba. Dejaron el auto estacionado allí y emprendieron su camino por la calle San Luis.

Lo que esperaban que fuera una tarde de relajación se convirtió en un infierno. En el cruce de Circunvalación y San Luis fue la última vez que las vieron con vida.

La tarde del lunes comenzaron los primeros rastrillajes por la zona norte, sin resultados.

Dante Caballero, vecino y conductor de un transporte escolar, salió con su ovejero alemán Ámbar. La perra olfateó el cuerpo de Verónica, que estaba semienterrado boca abajo en la zona de Los Olivillos, a un kilómetro de Circunvalación por las vías del ferrocarril. A pocos metros estaban también los cuerpos de Paula y María Emilia.

A través de murales, la ciudad recordó el primer Triple Crimen

La noticia sacudió a Cipolletti, la “ciudad para vivir” se había convertido en escenario de un macabro asesinato. Autoridades nacionales cancelaron sus agendas para instalarse en la región y seguir de cerca el caso. Sin embargo, la Justicia actuó de manera lenta y errónea desde el comienzo.

Paula, la menor, tenía dos disparos -uno en la sien y otro en la espalda- y su hermana María Emilia, uno en la cabeza. Verónica tuvo una muerte lenta y dolorosa, las pericias determinaron que tenía una puñalada en el cuello y que se ahogó con su propia sangre.

Todas estaban atadas con cordones de zapatillas, amordazadas y tenían un sinfín de marcas de golpes en todo el cuerpo. Una apresurada conclusión señaló que habían sido violadas en reiteradas ocasiones, pero tiempo después se confirmó que ninguna había sido víctima de abuso sexual.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

80% Me interesa
6.6666666666667% Me gusta
0% Me da igual
6.6666666666667% Me aburre
6.6666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario