El proyecto de Soria fue unificado con otra propuesta similar del diputado Alberto Cianpini (FPV – Neuquén), a partir de la articulación de criterios que incluían ambos proyectos. De esta forma la idea pudo ser complementada por los aportes de ambas iniciativas y lograr así el consenso dentro de la Comisión que finalmente dictaminó su aprobación.

Los objetivos del Instituto Nacional de la Pera y la Manzana son promover, fomentar y fortalecer el desarrollo de la producción, elaboración, industrialización, comercialización y consumo de las peras y manzanas. Para ello el Instituto se propone llevar a cabo acciones tendientes a mejorar la competitividad del sector productivo e industrial, promover el desarrollo de los productores primarios de la región y certidumbre en la primera venta de fruta, desarrollar el mercado interno, generar un mecanismo de transparencia comercial, promover el agregado de valor, impulsar la exportación de excedentes de alta calidad con precios sustentables, e incentivar el modelo de gestión asociativa.

Uno de los principales reclamos a los que responde el Proyecto de creación del INPyM es establecer anualmente un precio para la fruta que incluya el costo de producción y un margen de ganancia para los productores. Al respecto Soria expresó: “Es gratificante que hayamos podido aunar esfuerzos entre los diputados patagónicos para buscar concretar una respuesta a la profunda crisis que afronta este sector productivo. El Instituo de la Pera y la Manzana, el Sistema de Trazabilidad para la fruta de pepita y carozo y el Fondo Nacional Frutícola son las herramientas que propusimos para poder reactivar la actividad y vamos a seguir trabajando para que puedan llegar a convertirse en Ley y brindar así las soluciones que los productores necesitan”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario