El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
81% Hum
LMCipolletti Malvinas

El estandarte perdido: Lo pintó su mamá, los identificó en Malvinas y lo recuperó 41 años después

La historia inédita del estandarte que pintó la madre de un soldado de Allen que luchó en Malvinas y que, 41 años después, reavivó los recuerdos de ex combatientes argentinos e ingleses.

Partió desde Allen, Río Negro, hacia Malvinas antes de que comience el conflicto bélico y fue testigo de la defensa de las Islas, de la entrega heroica y el dolor de nuestros soldados. Estuvo 41 años guardado en la caja fuerte de un soldado inglés como trofeo de guerra y hace pocos días atrás, cuando nadie lo imaginaba, fue devuelto a manos argentinas.

La historia del estandarte que pintó a mano una vecina de Allen para que acompañara en el combate a la batería de soldados que integraba su hijo, revivió los recuerdos que más nos duelen de Malvinas, pero – a su vez- trajo del pasado la recuperación de un símbolo que identificó a los hombres que integraron al Grupo de Artilleros y Defensores Aéreos 101, Teniente General Pablo Riccheri.

Te puede interesar...

Aldo Italia, ex combatiente de Allen, es uno de los protagonistas de la historia. Su madre, Nery Camuzzi, quien era profesora de artes plásticas y vecina del barrio Norte de Allen, no dudó en poner manos a la obra cuando Aldo le contó que, en el campo de instrucción militar de Ingeniero Maschwitz, a pocos días de partir hacia Malvinas, sus compañeros habían decido llevar un estandarte propio para diferenciarse de la otra batería de artilleros.

“Preguntaron quién se animaba a pintar el estandarte y pensé en que mi vieja podía hacerlo. Levanté la mano y dije que yo me encargaba, que mamá lo hacía”, recordó Aldo en diálogo con LM Cipolletti. Nery lo pintó y el estandarte estuvo junto a Aldo y sus compañeros de artillería en el frente de batalla, en el combate contra los ingleses.

Aldo deja fija la mirada en medio del relato y se traslada en el tiempo hacia ese pasado que lo marcó para siempre. Llevaba apenas unos meses en el ejército, jamás hubiera imaginado que le tocaría pelear en una guerra. Y en su memoria aún resuenan las palabras que escuchó de quien era su teniente coronel, indicándoles a los soldados que se había tomado Malvinas, que la Operación Rosario había sido exitosa y que tenían que aprender en tiempo récord lo que – en otra situación – demorarían al menos tres. Una instrucción vertiginosa para pelear contra el enemigo.

Recuperó un estandarte que le regaló su mamá - Malvinas.mp4

Aldo regresó de la guerra y el estandarte que había pintado su mamá quedó en Malvinas. Unos años después, Nery se acordó de esa insignia, pero nadie sabía qué había sido del estandarte. “Ella un día estaba ordenando su taller y encontró el bosquejo del estandarte. Le respondí que seguramente lo tendría algún inglés de trofeo de guerra. Yo lo busqué en Argentina con los compañeros que estuvieron en Malvinas, también en Inglaterra a través de internet, pero nunca tuve noticias. Un día, desistí…”, contó.

Hace pocos meses Agustín Vázquez, un viajero argentino fanático de la historia de Malvinas, estuvo en Inglaterra en contacto con un ex combatiente inglés. Entre charla y charla surgió que un tal Neil Williams, un ex combatiente inglés , tenía en su poder un estandarte argentino: el que había pintado a mano la mamá de Aldo.

Imagen de WhatsApp 2023-11-26 a las 11.23.06_3e7360dc.jpg

“Me mandaron una foto y efectivamente era el estandarte que había hecho mi vieja, no lo podía creer. Williams lo encontró en la Península de Camber, donde tuvimos dos combates. Williams fue quien enterró a dos de mis compañeros muertos en la guerra, Planes y Romero, ambos soldados conscriptos. Lo puso en su campera y cuando terminó todo se dio cuenta que lo tenía guardado. Ya en Inglaterra, abrió la mochila y ahí estaba nuestro estandarte. Le dio impresión y lo dejó en una caja fuerte, durante 41 años. Siempre tuvo la idea de devolverlo, pero nunca se había dado la conexión”, explicó Aldo.

Hace unos meses atrás se iniciaron las tratativas internacionales para la restitución del estandarte. El 10 de noviembre pasado el estandarte regresó a Argentina y en un acto que se realizó en el histórico cuartel de Ciudadela, donde funciona el museo del Ejercito Argentino, Aldo y algunos de sus compañeros de guerra recibieron el estandarte que repatrió Vázquez.

Cuando tuvo la insignia en sus manos, Aldo sintió que abrazó otra vez a su mamá, que murió 10 años después de la guerra. “Mi vieja nos acompañó con ese estandarte y yo sentí que estaba con nosotros en la trinchera. Cuando me lo dieron la imaginé por unos segundos bajando del cielo, diciéndome que ese estandarte tenía que quedar en el museo porque ella lo hizo para todos nosotros”, agregó Aldo. Entonces, Aldo decidió que esa pieza histórica quede en el museo de guerra, en el mismo cuartel que él pasó sus días como soldado argentino.

Imagen de WhatsApp 2023-12-04 a las 17.36.01_b6072f97.jpg

Aldo se emociona con el recuerdo de su mamá y las imágenes que le vuelven de Malvinas. Piensa viajar a Europa próximamente y conocer a Niel Williams, el ex combatiente inglés que guardó el estandarte durante 41 años y que es oficial de la Real Fuerza Área de Inglaterra. “Respetó los códigos y lo devolvió. Ahora sé que tengo un pedacito de mi vieja ahí en el museo, que lo puedo ir a ver cuando quiera. Me quiero reunir con Williams y agradecerle, él también me quiere conocer. Nos abrazaremos y nos pondremos a llorar un rato”, concluyó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario