El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
52% Hum
LMCipolletti Comercio

Precios en alta y ventas en picada en las tiendas locales

Los comerciantes aseguran que la actividad viene en baja desde agosto.

Guadalupe Maqueda
maquedag@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...


Precios en alza. Alquileres por las nubes y otros gastos fijos. Presión impositiva. Incertidumbre y especulación en un país que espera la definición electoral del domingo 22. El frío que no pasa y posterga la nueva temporada. Poco efectivo circulante y una economía en cuotas. Ese combo nocivo contrae las ventas de pequeños y medianos comerciantes que resisten el mal momento con las persianas en alto, ofertas, descuentos y facilidades de pago con tarjetas de crédito, para tentar el bolsillo de los clientes sobre las principales arterias del microcentro cipoleño.

Vendedores consultados por LM Cipolletti notan que las ventas se frenaron en agosto y aún no repuntan, a pesar del cambio de temporada. En medio de la coyuntura política, el calor que no llega para quedarse también desalienta la compra de lo que se viene en indumentaria para estar a tono con la primavera y el verano.

"El cambio de temporada nos mató. Mucha gente todavía nos pide mercadería de media estación, como una campera o un suéter, cuando el año pasado, para la misma época, estábamos vendiendo bermudas, mallas y remeras", contaron Pablo y Florencia, los vendedores de un local ubicado en Roca 289.

Entonces, de la temporada de invierno no quedaba nada y tuvieron que reponer la mitad de jeans para hombres. Este año, admitieron que "hay para hacer dulce" y los clásicos pantalones vaqueros están al tope de sus estanterías.

En el local de Leticia y Yonel, ubicado sobre España 242, también se observa que la gente es reticente a comprarse una remera cuando el frío no afloja. O bien, de probarse un par de zapatos de verano en un local de la misma cuadra. Es que no dan ganas y las bajas y oscilantes temperaturas "patean" la compra para más adelante.

Consideraron que la venta está "floja" y hay que vender con un margen de "ganancia muy bajo" para seguir trabajando.

"La cosa está jodida. La gente no sabe qué va a pasar, no le alcanza el dinero y el clima tampoco ayuda", indicó Leticia, y añadió: "Cobran el sueldo, van a pagar la tarjeta y ya no tienen cupo para seguir gastando".

Desde el mostrador de una zapatería ubicada en España 220, Patricia expresó: "Si vivís de esto, hoy está complicado. Quien te diga que no, te está mintiendo. Todo está parado. La gente sale a la calle pero no compra, y hay poco movimiento en general".

Sólo la inflación, que tira para arriba los precios, compensa en parte la merma en la cantidad de ventas. "Todo está más caro, un 20% más, por lo menos, respecto del año pasado", indicó Vanina, a cargo de otro local ubicado sobre Roca 386.

Con ese porcentaje coincidieron otros vendedores consultados, con la salvedad de generalizar el aumento para todos los rubros y notar que puede alcanzar el 40%. "La inflación se ve mes a mes", apuntó Yonel.

El escenario repunta todos los jueves en aquellos comercios que adhieren a las 12 cuotas sin interés, hasta el sábado inclusive del plan Ahora 12. Quienes ofrecen esa facilidad de pago, afirmaron que son los días de mayor venta. "Es que hay poco efectivo circulando. La gente se maneja mucho con tarjeta", señalaron.

Por caso, Pablo evaluó que la tarjeta de crédito representa el 80% de las ventas. "De diez personas que entran a comprar, ocho la utilizan, ya que terminan pagando nada con la última cuota. Así, llevan su deuda a cuotas para salvaguardar su economía", coincidió Vanina, otra comerciante del microcentro afectada por la baja general de las ventas.

La gente mira pero no compra, y apuesta por las cuotas con tarjeta para achicar el impacto al bolsillo. Los vendedores cipoleños están preocupados.
Altos precios
Cierran locales por los alquileres

Comerciantes cipoleños consultados sobre la actualidad de la actividad notaron que muchos locales están cerrando porque pagan una fortuna de alquiler y los números no dan. "Da pena porque es gente que invierte y no tiene otra manera de sustentarse. Capaz que aguantaron tres meses, tienen que cerrar y perdieron todo", expresó Patricia una comerciante del microcentro.

Sin stock
Los importadores, más complicados

El combo enemigo que amenaza la continuidad de varios negocios suma otro condimento avinagrado que pone en jaque el stock de aquellos locales que incorporan mercadería importada. "En abril compramos la nueva colección y no entra nada. Sólo tenemos la ropa nacional. Espero que entre antes que termine el verano", contó Vanina, encargada del local situado en Roca 386.

No los ayudó ni el Día de la Madre

Lejos del furor consumista de otras épocas, la gente se cuida, busca el mejor precio y compra, en general, lo que necesita. Desde el mostrador de una marroquinería y bijouterie ubicada en Roca 321, Julieta contó su experiencia: "La gente regatea más con la plata, incluso sobre un descuento. Me pasa, sobre todo con los clientes que más tienen. Los de clase media pagan de una".

A falta de efectivo, los comerciantes recurren a ofertas, descuentos, cuotas sin interés y precios bajos, para tentar al cliente. Y aunque el panorama actual es poco alentador, renuevan sus expectativas para las fiestas de fin de año.

El último parámetro para medir el consumo, en esta ciudad, fue el Día de la Madre. Según informó la vicepresidenta de la Cámara de Comercio local, Natalia Chemor, todos tenían muchas expectativas, pero según datos extraoficiales que surgen de la consulta que hicieron a algunos comerciantes, hubo una baja del 15 por ciento con respecto a igual fecha del año pasado.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario