El director general de Fiscalización, Diego Rebosio, se comunicó ayer con dirigentes de la Asociación Civil de Titulares de Taxis y Afines con el fin acordar la nueva fecha para las conversaciones, que será el martes 15.

Las expectativas están puestas en cerrar ese día el porcentaje del aumento para el servicio tras postergarlo dos veces, la primera a la espera de que aumentara la nafta.

Los cálculos efectuados tiempo atrás por el Municipio determinaron que la suba no puede exceder el 8 por ciento, lo que para los taxistas es demasiado exiguo.

Es que para la conducción de la Acctya, que tampoco aspira a un alza elevada, lo pautado no puede ser inferior, sin embargo, al 10 por ciento, existiendo expectativas en algunos tacheros para llegar incluso hasta un 14.

La discusión, en todo caso, está centrada en porcentajes muy cercanos. En el Ejecutivo local consideran que sus estimaciones son las válidas, ya que se efectuaron considerando las variaciones en el precio de la nafta, que es lo establecido por la normativa existente.

En la Acctya, que lideran Sergio Sepúlveda y Rubén Galván, consideran que llegó el momento de cerrar las conversaciones para aplicar la nueva tarifa. En la comuna, conseguir que el porcentaje sea lo más bajo posible sería un éxito, teniendo en cuenta el interés de no sumar mal humor en la gente, muy castigada por la inflación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario