El clima en Cipolletti

icon
Temp
80% Hum
LMCipolletti Dolor

"Te amamos para siempre Carlitos": inmenso dolor por el caballito de equinoterapia que robaron y faenaron

El noble animal era de una asociación civil que realiza terapias para niños y adultos con discapacidad en Catriel. Lograron rastrearlo, hallaron sus restos y hay un detenido.

"La verdad es que no podemos parar de llorar. No podemos creer que haya gente que haga esto... y es que Carlitos no era solo un caballo, era parte de nuestra familia. Estaba adiestrado y desde hace 10 años estaba con nosotros ayudando con las terapias. Es dolorosísimo pasar por esto". Patricia García, referente de la Asociación Civil "Kawell Anay" de Catriel, puso en palabras el hecho que causó indignación y repudio en toda la región.

Robaron de la granja el caballo, de 16 años, se lo llevaron 'a tiro' y lo faenaron. Desde la asociación lograron reunir pistas y llegar hasta el lugar donde podría estar el equino y, tras realizar la denuncia y dar intervención a la Fiscalía local, se allanaron dos domicilios en la ciudad de Catriel. En uno no hallaron nada, pero en el otro, lamentablemente, dieron con los restos del animal. Allí se logró apresar al presunto autor del hecho, quien hoy fue acusado por "abigeato agravado".

Te puede interesar...

Carlitos fue robado el martes pasado del predio, ubicado en el acceso sur a la localidad, perteneciente a la Asociacion Civil de Equinoterapia y Actividades Ecuestres.

Sus propietarios rogaron a través de las redes que lo devuelvan y que no lo maten. Sin embargo, poco después se conoció que el animal fue carneado. Una parte de la carne la cocinaron y otra la ocultaron en un freezer.

caballo catriel1.jpg

"Te amamos para siempre Carlitos". "Nuestra batidora humana, así te decía cada peque tuvo el privilegio de montarte. Un pedacito mío y una parte de Kawell se fue con vos", publicaron vecinos de Catriel en redes. Hubo repudio de asociaciones de toda la región y el país.

El robo de ganado es una de las mayores problemáticas en la zona y por eso se reclamó justicia y un mayor accionar policial.

"Para nosotros los caballos son nuestra familia, tenemos un espacio de granja, donde también viven la chanchita Carlota, la oveja Marula, todos nuestros animales... Es un dolor muy grande porque esto fue un acto de cuatrerismo. No se murió, lo mataron para faenarlo, y agradecemos a la comunidad que nos ayudó, a la policía, a la fiscalía porque hoy el tipo que lo hizo está preso y esperamos que se haga justicia", explicó Patricia a LMC.

"Hay pruebas, pedimos cámaras, entraron al predio, lo sacaron a tiro, eran dos cuatreros en dos caballos con Carli que tenía una lesión en una rodilla, que estaba evolucionando. Lo mataron en el momento que llegaron, dieron la vuelta por las afueras del pueblo", lamentó.

La asociación tiene 13 años y allí asisten alrededor de 40 niños, jóvenes y adultos con discapacidad, donde se brinda equinoterapia, equitación adaptada, talleres recreativos y reciben visitantes durante los fines de semana.

caballo catriel.jpg

Un acusado por abigeato agravado

En tanto, el hombre detenido en el allanamiento, hoy fue acusado de abigeato agravado por sustraer un caballo, faenarlo y despostarlo.

Según indicó la fiscalía el hecho investigado sucedió el 2 de julio alrededor de las 15:45 cuando el imputado junto a otro hombre se dirigieron a un predio rural ubicado a varios kilómetros del ejido urbano de la localidad de Catriel. Tras sustraer a Carlitos, lo habrían trasladado hasta el lugar residía el imputado para matarlo y posteriormente despostarlo. En el lugar intentaron ocultar los restos, cocinaron su carne y ocultaron otra parte de la carne en un freezer.

La calificación legal del caso es abigeato agravado.

Un video de una cámara de seguridad captó al acusado acompañado de otro hombre y llevando consigo al caballo sustraído. Tras observar las filmaciones, el presidente de la Asociación Kawell Anay, quien resulta víctima y querellante en el caso, pudo reconocer al acusado por lo que se inició una investigación en su contra y se solicitó un allanamiento en su vivienda.

En esa diligencia se encontró carne de potro y restos del animal que fueron identificados por el querellante como de Carlitos. Las visceras y el cuero del animal habían sido ocultados o enterrados.

Prisión preventiva

Tanto la fiscalía como la querella requirieron la prisión preventiva del acusado porque consideraron que en caso de recuperar la libertad el hombre podría entorpecer el normal avance del proceso. Argumentaron que en caso de recaer condena la misma sería de cumplimiento efectivo, que el imputado había intentado ocultar evidencias relevantes para el caso, que podría interferir en la declaración de testigos y que aún restaba identificar a otra persona presuntamente involucrada en el hecho.

La defensa particular que asistió al imputado consideró que el hecho no encuadraba en la figura de abigeato sino que se trataba de un robo o un hurto.

La jueza de garantías que intervino en la audiencia hizo lugar al pedido de la acusación, tuvo por formulados los cargos en los términos requeridos y dictó la prisión preventiva del imputado. En consecuencia, permanecerá detenido mientras avanza el proceso penal en su contra.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario