El clima en Cipolletti

icon
Temp
53% Hum
LMCipolletti Abusó de su nieta

Confesó en el juicio que abusó de su nieta: "Yo hice lo que me están acusando"

El hombre de 60 años manoseó en reiteradas oportunidades a la menor, incluso cuando la llevaba a la escuela. Hizo un acuerdo y lo condenaron a 8 años de cárcel.

Un camionero de Cinco Saltos fue a juicio acusado de abusar sexualmente de su nieta menor de edad, hija de su propia hija. El abogado defensor había planteado una estrategia para reclamar su inocencia. Pero tras escuchar a los testigos y exponerse la abrumadora carga de las pruebas que tenía en su contra, inesperadamente el hombre de 60 años terminó confesando.

“Yo hice lo que me están acusando y es todo lo que quiero declarar”, expresó JLG, como lo identifican en el fallo difundido recientemente, en el que le fijaron la condena a 8 años de prisión, pena que fue acordada.

Te puede interesar...

Los hechos descriptos en la causa por los fiscales Leandro López y Bruno Lomazzi, son repugnantes y hablan de una perversidad que espanta. Se afirma que manoseó a la niña de 11 años de edad en forma reiterada en el transcurso 2018. Fueron tantas veces que no se pudo precisar cuántas.

Destacaron que “la prueba fundamental” fue la declaración que brindó la víctima en cámara Gesell.

Fiscalía Cinco Saltos .jpeg
En la investigación por la violación de la joven intervino la Fiscalía de Cinco Saltos.

En la investigación por la violación de la joven intervino la Fiscalía de Cinco Saltos.

La defensora de Menores, Alicia Merino, avaló la exposición de la fiscalía y pidió que el caso debía resolverse con perspectiva de género y de infancia, pues la víctima resulta una niña-mujer.

Los ataques ocurrieron en el domicilio del abuelo, donde la víctima vivía con su mamá, y la pareja del hombre. También lo hizo en el camión que él conducía, antes de dejarla en la escuela y además la amenazó con dañarla a ella y a su madre si contaba algo.

El calvario terminó a principios de 2019, cuando se mudaron a otra casa y la niña le contó todo a su mamá, quien hizo la denuncia. Pero ya había sospechas entre algunos miembros de la familia porque lo habían sorprendido con la chiquita, en situaciones que generaron suspicacias.

Carátula Fiscalía .jpg

JLG, quien se encuentra en prisión preventiva domiciliaria, fue imputado por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante doblemente agravado por ser cometido en contra de una menor conviviente y ser ejecutado por un familiar ascendiente”.

En su alegato de apertura el defensor Oficial Marcelo Caraballo sostuvo que su asistido “nunca permanecía a solas con la niña”, por lo que argumentó que “no existió el denominado principio de oportunidad”.

Como era camionero, sostuvo sostuvo que “la mayor parte del tiempo no se encontraba en la casa”.

Sin embargo al aceptar “libremente” los hechos y reconocer su autoría, el defensor dijo que “ejerce la voluntad de su defendido”.

"Objeto para satisfacer sus deseos sexuales"

El tribunal integrado por los jueces Julio Sueldo, Guillermo Baquero Lazcano y Marcelo Gómez declaró culpable al acusado por unanimidad.

Más allá de su propia confesión, el magistrado Sueldo en el voto rector destacó que las pruebas reunidas acreditaban la culpabilidad del abuelo.

Destacó que la declaración de la menor en cámara Gesell resultó “un elemento central”, ya que fue “contundente, coherente y específica, al enunciar en primer lugar circunstancias de tiempo y lugar”.

Lo manifestado por la joven fue sostenido por el equipo de profesionales que la asistieron en la entrevista y en el proceso posterior.

Abuso
El profesor fue declarado culpable y ya cumple una condena.

El profesor fue declarado culpable y ya cumple una condena.

“… no tuvo ninguna dificultad para reconocer diferencia entre verdad y mentira, tuvo relato coherente, sin dificultad en memoria, realizó una declaración espontánea y de acuerdo a la situación, precisando detalles sobre lugares específicos en cuanto a los abusos”, expresó una de las psicólogas.

Mientras que un integrante del equipo del Cuerpo Forense agregó que “No se observó tendencia a fabulación ni mendacidad utilitarista”, aunque aclaró que “no significa que no pueda mentir, como cualquier persona mentalmente sana”.

Sueldo concluyó que el abuelo “utilizó” a la nieta “como un objeto para satisfacer sus deseos sexuales”.

Acuerdo de pena

Tras declarar culpable al pervertido abuelo se realizó el juicio de cesura para definir la pena, pero la fiscalía y la defensa alcanzaron un acuerdo para imponerle 8 años de prisión.

El monto del castigo es el mínimo previsto para la calificación establecida. Las partes entendieron que era “justo para el caso”.

Mencionaron que el hombre no posee antecedentes penales computables y que el Superior Tribunal de Justicia ya señaló en distintos fallos que en caso de ausencia de antecedentes la sanción debe “acercarse al mínimo”.

Martillo remate.jpg

Asimismo tanto la madre como la niña prestaron conformidad al acuerdo, de acuerdo a lo que indicó la Fiscalía. Mientras que la Defensora de Menores no lo objetó. Precisó que “los criterios de protección de la víctima se encuentran cumplidos con tal sanción, como también que tal pena contempla la perspectiva de género y de infancia”.

Por su parte, el tribunal avaló lo consensuado al considerarlo que “resulta legal, legítimo y adecuado para el caso”, por lo que dictaron la condena de 8 años de cárcel.

En la resolución añadieron que JLG deberá continuar en prisión domiciliaria con monitoreo electrónico y la prohibición de salir del país. Ordenaron que una vez que quede firme la sentencia se lo deberá incorporar al el Registro Provincial de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual -ReProCoInS-.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario