LMCipolletti abuso sexual

Abuso sexual: condenaron a un abuelo por abusar de su nieta

La causa por abuso sexual simple se inició luego que docentes de una escuela de Cipolletti escucharan el testimonio de la niña. El abuelo el abusador.

Un hombre fue condenado a tres años de prisión en suspenso por el delito de abuso sexual, por lo que seguirá libre, más el cumplimiento de pautas de conducta tras admitir que manoseó a su nieta, cuando tenía apenas entre seis y siete años de edad.

Los abusos se registraron entre marzo de 2018 y mayo del año siguiente en un domicilio de Cipolletti, donde residían los abuelos de la menor.

Te puede interesar...

Los ataques del abuelo se descubrieron cuando la niña contó lo sucedido en la escuela a la que concurre, lo que promovió que se realizara la denuncia penal y el inicio de la investigación judicial que se resumió en tres hechos. El primero en una ocasión en que la chiquita fue a visitar a sus abuelos paternos y el hombre identificado como FMA la tocó aprovechando que su esposa (abuela de la víctima) quien sufría una enfermedad terminal, se había quedado dormida.

En busca de quedar impune, el anciano amenazó a la criatura “en reiteradas oportunidades diciéndole que le juraba que si contaba algo iba a chocar a su madre y a su padre con el auto”, provocando en ella “real temor”.

Las otras dos restantes agresiones se produjeron cuando, con la excusa de saludarla, la abraza. Pero en realidad era para manosearla, “menoscabando así su libertad sexual”.

FMA fue imputado por el delito de “abuso sexual simple agravado por el vínculo (tres hechos en concurso real)”.

La causa se encaminó hacia el debate, pero en la primera audiencia la fiscal Alejandra Altamira, el defensor Oficial, Juan Pablo Piombo comunicaron que habían consensuado abreviar el juicio, con el aval de la defensora de Menores, Lilian Rodríguez y la madre de la menor. El arreglo establecía imponerle tres años de cárcel condicional, que no lo lleva tras las rejas, y una serie de pautas de comportamiento.

Para prosperar, el acuerdo requería contar con la aceptación del acusado, que implicaba reconocer su culpa, lo que finalmente se concretó.

El juez Guillermo Merlo admitió lo planteado por las partes, Destacó que contaban con la confesión del acusado, como también pruebas que corroboraban su responsabilidad. Entre ellas mencionó la declaración de la niña en cámara Gesell y también la del personal de la escuela, a quienes la chiquita les contó lo que había padecido.

Lejos de la menor

Las partes también acordaron imponerle al abuelo abusador pautas de conducta a cumplir por el lapso de dos años. Además de las medidas de rigor, como mantener domicilio, no cometer nuevos delitos y abstenerse de consumir alcohol y drogas en la vía pública, el depravado tiene prohibido acercarse a la chiquita a menos de 100 metros, como tampoco deberá contactarla mediante llamadas telefónicas o mensajes por redes sociales. También deberá someterse al control del Instituto de Asistencia de Presos y Liberados.

Se advirtió asimismo que en caso de incumplimiento le revocarán la condicionalidad del castigo y deberá cumplirla tras las rejas.

El fallo, por otra parte, también determina que FMA deberá ser incluído en el REPROCOINS -Registro Provincial de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual-.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario