Picaban con el auto por La Esmeralda y casi se matan

Los protagonistas son tres jóvenes que, borrachos, perdieron el control y destruyeron varios locales.

Pudo ser una tragedia pero sólo terminó en la destrucción de árboles e importantes daños en negocios ubicados sobre calle La Esmeralda al 1200. El incidente fue protagonizado por tres jóvenes borrachos que, al volante de un Volkswagen Gol, atravesaron a gran velocidad el lugar, perdieron el control y quedaron aprisionados entre una persiana de un local de materiales de construcción y un poste de alumbrado público. El estampido fue similar a una explosión y varios vecinos se despertaron. Primero se especulaba con que los protagonistas del siniestro huían de un control de tránsito pero esto fue descartado por la policía provincial.

Como si fuera tierra de nadie, automovilistas borrachos o drogados circulan por las calles de la ciudad a gran velocidad en horas de la madrugada y con un enorme riesgo para personas que concurren a sus trabajos o familias que descansan de manera tranquila en sus casas. El accidente ocurrido ayer pasadas las 5 así lo revela, con un auto que salió despedido y no se metió en ninguna propiedad porque se subió a la vereda y lo frenó una pesada columna de alumbrado público. En el vehículo viajaban tres jóvenes y uno de ellos, el conductor, tuvo que ser rescatado de entre los hierros retorcidos.

Te puede interesar...

Embed

“El conductor iba sin cinturón de seguridad y en estado de ebriedad. Había quedado atrapado y fue el único que debió ser atendido por heridas leves. Está bajo observación con los estudios pertinentes para descartar lesiones. Los otros dos acompañantes, también jóvenes, recibieron asistencia ambulatoria y se fueron a su casa. También estaban alcoholizados”, expresó el director del hospital, Carlos Lasry.

El jefe de la Comisaría 24, comisario Miguel Ángel Relmo, confirmó la versión ofrecida por Lasry y destacó que el conductor “quedó atrapado adentro del vehículo pero finalmente pudieron sacarlo. Fue trasladado al hospital pero, por lo que se supo más tarde, no había sufrido heridas de gravedad”.

Los primeros en llegar a auxiliar a los jóvenes se encontraron con imágenes impactantes debido a que el vehículo presentaba destruida su parte delantera y aplastado el lateral izquierdo, con una rueda que se desprendió. En videos registrados en la zona, se pudo establecer que el Gol circulaba a una velocidad no inferior a los 100 kilómetros por hora y que lo hacía por el carril contrario, poniendo en riesgo la vida de terceros.

Desde las fuerzas de seguridad se puntualizó que no hubo una persecución y que concurrieron al lugar tras ser alertados por los vecinos. Un patrullero llegó pocos segundos después del impacto.

Las familias que viven sobre La Esmeralda y calle Colombia no ocultaron su preocupación por lo sucedido y enfatizaron que son habituales las picadas.

Los múltiples destrozos y la posición en que terminó el auto motivaron que el trabajo policial se extendiera hasta el mediodía, cuando se pudo despejar la vereda.

Además de la persiana hundida de un conocido local de materiales de construcción, también resultó dañado el enorme ventanal de una de las sucursales del banco Patagonia.

accidente Esmeralda

Prevención diaria en las calles

Las madrugadas cipoleñas tienen el denominador común de automovilistas que circulan a gran velocidad y no respetan ninguna norma. Por esta razón, siempre está latente el riesgo de una desgracia en la zona céntrica o los barrios. Los controles preventivos de la Dirección de Tránsito municipal y la policía provincial continúan siendo las medidas más efectivas para evitar posibles siniestros e identificar a conductores que no se encuentran en condiciones de manejar.

LEÉ MÁS

Borrachos y a toda velocidad, chocaron autos y se estrellaron contra locales comerciales en La Esmeralda

Mirá las impactantes imágenes del accidente de calle La Esmeralda

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario