Pérez Volpin: definen si le otorgan el beneficio de la probation al endoscopista

El juicio por la muerte de la periodista comenzará el 10 de junio. En tanto, Casación definirá este martes si hace lugar al pedido de la defensa médico para evitar el proceso.

A más de un año de la muerte de la periodista Debóra Pérez Volpin, el tribunal oral definió que el juicio contra el endoscopista Diego Bialolienker y la anestesista Nélida Inés Puente arrancará el próximo 10 de junio y finalizará el 28 del mismo mes.

Ambos profesionales, pertenecientes al staff del Sanatorio La Trinidad de Palermo, donde ocurrió la muerte, se encuentran procesados y embargados por el delito de homicidio culposo en grado de coautores. La pena que enfrentan va de 1 a 5 años de prisión, más una accesoria de 5 a 10 años de inhabilitación para ejercer la actividad médica.

Te puede interesar...

En tanto, la Cámara de Casación deberá definir este martes si hace lugar al pedido de una probation para el endoscopista. Bialolienker había propuesto realizar tareas comunitarias por dos años para evitar el proceso. Si bien su solicitud fue rechazada por el Tribunal Oral, la defensa apeló y aguarda la respuesta de máximo tribunal penal.

El 19 de septiembre de 2018 el juez Carlos Bruniard cerró la instrucción y dispuso juzgar por "homicidio culpuso en grado de coautores" a Bialolenkier y a Puente. Al primero lo culpó de provocar la lesión por la que murió la legisladora, a partir de las conclusiones obtenidas del Cuerpo Médico Forense.

"Como consecuencia de un incorrecto manejo del equipo a su cargo, el imputado produjo una lesión de tipo instrumental endoscópico en la vía digestiva de la paciente que generó el paso de aire a presión en la zona del tórax –lo que no advirtió ni trató a tiempo oportuno- provocando un barotrauma que derivó en una congestión y edema pulmonar que llevó a la falla cardíaca final", escribió en la resolución.

En cuanto a Puente indicó que la anestesista "advirtió tardíamente el cuadro que presentaba Pérez Volpin y dicha demora y su posterior desempeño contribuyó al desenlace final". En este marco determinó que la médica "no obró con la diligencia que le era exigible en su rol de médica anestesióloga, esto es tanto en lo que hace a su deber de vigilancia continua del estado de la paciente a lo largo del procedimiento como así también frente a la emergencia desatada".

La querella argumentó en su acusación que el endoscopista "logró ingresar con el endoscopio hasta la segunda porción duodenal, no sin antes provocar con su intervención una perforación del esófago torácico". "Aquella situación no fue advertida por el médico endoscopista, que continuó con el estudio hasta que, en algún momento -muy tardío por cierto-, la médica Nélida Inés Puente, anestesista, advirtió una desaturación en la paciente", indicó en la presentación.

LEÉ MÁS

A un año la muerte de Pérez Volpín su pareja sigue reclamando justicia

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario