El clima en Cipolletti

icon
-4° Temp
100% Hum
LMCipolletti asado

INDEC sorprende: ¿Por qué el precio del asado argentino se desploma?

Otro mes en el que el precio del asado pierde terreno en el mercado argentino. El INDEC aseguró que, durante mayo, la suba fue 0%.

Cómo nunca en la historia, el precio de la carne vacuna está tocando valores mínimos en las góndolas. Y es justamente el asado el corte más golpeado dentro del contexto de crisis que está sufriendo el sector ganadero, en relación a la evolución que está mostrando el mercado interno.

Así lo confirman los datos dados a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) los que dan cuenta que mientras la inflación creció 71,9% en estos primeros cinco meses del año, los distintos cortes de carne lo hicieron a tasas muy por debajo de la mencionada.

Te puede interesar...

Embed

La gráfica adjunta detalla la caída de precios, en términos reales, que han sufrido los distintos cortes de carne en el mercado local en lo que va de este año. El asado, un producto tradicional de las familias argentinas, fue el que más sintió este derrumbe. Mientras que la inflación en estos primeros cuatro meses del año trepó un 71,9%, el asado lo hizo a una tasa de tan solo el 17,8%. Hay que destacar que la estadística publicada por el INDEC toma, para estos casos, los valores promedio de los comercios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Gran Buenos Aires (GBA).

Embed

Durante el mes pasado, el precio del asado en la góndola no tuvo crecimiento. Para la mayor parte de los analistas consultados, si bien se observa en la economía una profunda desaceleración de la inflación, difícilmente los valores al consumidor de este corte puedan recuperarse para lo que resta de 2024. Es más, ante la falta de demanda y caída de precios en góndola no son pocos los frigoríficos que están analizando la posibilidad de exportar estos cortes a mercados que representan nichos específicos. Esta opción ya se está siendo ejecutada por una de las empresas de la Patagonia que está consolidando contenedores con asado con hueso destinados a mercados de Europa donde hay una fuerte presencia de comunidades argentinas, uruguayas y paraguayas, que demandan con avidez este tipo de producto.

La estadística muestra que los valores del asado no despegan y que sus valores en dólares bajan sin consolidar, por ahora, un piso seguro.

Embed

Pero estos números también se observan en los comercios de Neuquén y Río Negro. Los precios del asado se mantienen sin modificaciones hace ya cinco meses y están tocando mínimos históricos de los últimos años, medidos en dólares. "La situación al sur de la barrera sanitaria es bastante más compleja ya que en esta región la suba de costos fue mucho más alta que en las producciones al norte del río Colorado", amplió un ganadero rionegrino al ser consultado por el tema.

Embed

El diferencial de precios promedio entre el asado que paga el consumidor en los mercados al norte de la barrera sanitaria respecto a aquellos de la Patagonia, también están tocando los mínimos del año. Tal como lo destaca la gráfica adjunta durante el mes pasado esa relación toco el 41%, similar a la de abril de este año, pero lejos del 121% logrado en mayo de 2023.

Embed

Causas del desplome en el precio del asado

Si bien son varios los factores que se conjugan para que, el que fue el principal corte vacuno de la familia argentina, muestre una caída de precios en todo este último tiempo, existen tres variables claves a considerar.

- Nivel de salarios. El proceso de licuación que sufrieron los salarios -formales e informales- en todos estos últimos meses fue determinante en la caída de la demanda y, por consiguiente, de precios en las góndolas.

- Oferta selectiva. Teniendo en cuenta que el asado tiene un alto grado de desperdicio -en promedio un 50%- producto del hueso y la grasa, muchos consumidores buscan cortes sin hueso para optimizar su compra en estos momentos de crisis.

- Cambio de hábito. No son ´pocas las familias que están cambiando hace un tiempo su hábito de consumo en desmedro de las carnes rojas, y a favor de las verduras y carnes blancas. Este giro en el consumo está solo circunscripto a la Argentina, si no a la mayor parte de las comunidades desarrolladas.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario