Otro violento asalto a un taxista: lo amenazaron con un cuchillo en el cuello y le robaron la recaudación

El chofer de Solo Dos tomó pasaje en las 1200 viviendas hasta la 2 de Febrero donde le robaron. Hay bronca entre los choferes.

Otro taxista de la empresa Solo Dos fue asaltado en la toma 2 de Febrero. Lo amenazaron con un cuchillo en la garganta y le robaron la recaudación. Sospechan que pudo haber sido el mismo delincuente que el martes pasado asaltó a un chofer de esa misma empresa.

Ocurrió hoy en plena madrugada, alrededor de las 5:30, a un chofer de Solo Dos. Según indicó a Lm Cipolletti, el taxista tomó el pasaje de una mujer hasta el barrio Anai Mapu y cuando volvía hacia la base fue interceptado.

Te puede interesar...

“Llevé a una pasajera hasta su casa, y de regresó tomé la calle Naciones Unidas y en esquina con Cobián un joven paró el taxi. Pensaba que era un laburante, por eso tomé el pasaje allí”, relató. El cliente le pidió que lo lleve hasta la toma 2 de Febrero, y en el camino le contaba que había salido de trabajar, y que estaba cansado, sin ganas de caminar hasta su casa.

“Al llegar al segundo puente de la 2 de Febrero hicimos algunas cuadras y se me abalanzó encima. Quiso quitarme las llaves del auto. Me puso un cuchillo en el cuello y me dijo que me quede quieto o me cortaba. Forcejeamos, le quité la mano sobre mi cuello y se fue corriendo con la recaudación de la noche, alrededor de $2600”, relató el taxista.

El chofer intentó escapar del lugar, pero un problema mecánico le jugó una mala pasada. “Durante el forcejeo se me apagó el auto, y cuando quise encenderlo no arrancó porque tengo un problema en el burro de arranque. Fueron mis compañeros los que salieron a buscarme y me auxiliaron, porque llamaron al 109 pero la presencia policial nunca llegó”, dijo el trabajador.

Por fortuna no sufrió lesiones de gravedad. Asegura que el robo tuvo las mismas características del asalto a su compañero días atrás, por lo que creen que se trata de una persona que se refugia en esa zona.

“No hice la denuncia policial porque es perder tiempo y no se llega a nada”, criticó el taxista indignado.

La necesidad de tomar medidas

Lo ocurrido con el trabajador de la empresa Solo Dos casi que no sorprende y forma parte de una preocupante seguidilla de atracos a taxis de la ciudad. Una vez más, se advierte la necesidad de que alguien se movilice para proteger a los choferes que cumplen el siempre riesgoso horario nocturno.

Lamentablemente, hoy Cipolletti no cuenta con el Consejo de Seguridad activo de otros tiempos, que se ocupaba de estos temas y buscaba soluciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario