El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
78% Hum

Otro año sin precios sugeridos para los productores de fruta

Queda poco para la finalización de la actual temporada frutícola. El grueso de la cosecha ya está casi terminado. Sin embargo, para los chacareros se abre otro año de incógnitas para saber si ganarán o perderán por su trabajo.

Entre esta semana y la próxima, concluirá el grueso de la cosecha en el Alto Valle y, como suele ocurrir todos los años, los productores siguen sin tener noción de cuánto cobrarán por su fruta. Tendrán que esperar hasta fin de año para saber cuánto ganarán y si no terminan perdiendo y empobreciéndose aún más, como parte de una crisis que se mantiene desde hace mucho tiempo.

Las variedades de manzanas y peras que conforman la mayor parte de la producción ya han sido levantadas y lo que todavía resta lo ocupa la variedad de manzanas Granny Smith, en lo más inmediato, y de la Pink Lady, en parte de abril.

Te puede interesar...

Así lo indicó ayer el referente de productores y regantes Eduardo Artero, quien destacó el intenso trabajo concretado y la mínima incidencia que la pandemia ha tenido en la actividad sectorial. Pese a todo, en su opinión, la actual cosecha apunta a ser menor en volumen que la del año pasado, con lo que no coinciden otros pronósticos, aceptó. Agregó que, a raíz de los muchos días de intenso sol de este verano, la manzana roja presenta un tono menos marcado, algo más descolorida.

En este marco, para los chacareros, con su labor de cosecha próxima a concluir, un problema que siempre se les presenta vuelve a plantearse con crudeza en la realidad. Se trata de la ausencia de precios de referencia, lo que hace que la actividad se despliegue con una incertidumbre ya penosamente habitual.

"Por lo que estoy viendo, en esta temporada la falta de indicadores sobre el precio es mayor que en otras", lamentó Artero y dijo que las ventas que han concretado algunos productores en cantidades muy limitadas en el mercado interno no sirven de parámetros. Ocurre que hay muchos factores que inciden en la cotización, a la vez que los problemas de equilibrio macroecómico del país no ayudan a las certezas.

Afirmó, por ejemplo, que el dólar "ya está bastante atrasado" en relación con otras variables claves. Es que la moneda norteamericana sigue rigiendo en transacciones como en la adquisición de insumos y maquinaria, lo que tiene impacto directo sobre el rubro agrícola. Máxime porque, para tales transacciones, no se utiliza el precio del dólar oficial, si no otros mucho más caros.

Mencionó también los problemas generales que ocasiona la inflación y, sin cuestionar los incrementos, los mayores requerimientos que para los chacareros representan los acuerdos salariales ya pautados. En este contexto, tener idea de cuánto se pagará a finales de 2021 por la fruta que se entrega ahora a las empresas de empaque y frigoríficos, resulta todo un enigma. Y más, por ejemplo, al saberse que el descongelamiento de las tarifas de los servicios públicos que se viene impactará en la labor de toda la cadena productiva.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

100% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario