Ola de bochazos para sacar el carnet

El examen médico ya no es tan fácil como antes. Ahora se incorporó tecnología que permite detectar fallas tanto en la visión como en el oído de los conductores.

A pocos días de haber comenzado a aplicar las nuevas tecnologías en los exámenes para sacar el carnet de conducir, los impulsores de estos cambios detectaron problemas en la vista y en la audición que fácilmente pasaban desapercibidos durante los controles médicos tradicionales.

Es que los dos equipos sensométricos incorporados por el Municipio realizan un análisis muy exhaustivo de las capacidades psicofísicas de los conductores, dejando a la vista problemas que hasta hace poco no eran detectados.

Te puede interesar...

Uno de estos equipos mide la agudeza visual, la visión en profundidad, el daltonismo, la visión nocturna y encandilada, la recuperación al encandilamiento, la foria vertical y horizontal y la visión periférica, además del audiómetro.

“Sin dudas que es mucho mejor así, estos gabinetes te permiten detectar dificultades que un control rudimentario no podía ver”, aseguró la directora municipal de Tránsito, Silvia García.

Por su parte, el titular del área de Fiscalización, Diego Rebossio, acotó: “Como los parámetros son muy exhaustivos, surgen dificultades de visión y oído; y a veces la gente se desayuna en el momento” de las complicaciones.

Por eso ya se prestaron algunos casos de conductores que iniciaron el trámite en estos días, ya sea para sacar la licencia de conducir o para renovarla, y fueron reprobados. Es decir, que alguno de los estudios no salió bien y fueron derivados a un especialista para que realice un diagnóstico preciso y corrija la dificultad antes de otorgarles el carnet. Luego de cumplir con este requisito podrán volver a presentarse para rendir el examen médico.

Resultados más certeros

Para García, la implementación de estos cambios con miras a la licencia de conducir única optimiza los resultados y ofrece mayor confiabilidad. Mientras que Rebossio aseguró, además, que una vez que terminen de acondicionar los espacios, la atención será más rápida y efectiva. “Es un salto de calidad tanto en los exámenes médicos como teóricos”, sostuvo el funcionario municipal.

Y si bien todavía es prematuro para sacar conclusiones, de manera inicial advirtieron que la gente que pasa por estos estudios, en general, está conforme, más allá de la resistencia que algunos adultos mayores pudieron tener por temor a lo nuevo y desconocido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario