No entregan viandas a los abuelos por falta de comida

En la Muni dicen que la situación se normalizará la semana que viene.

Denunciaron al Municipio por suspender la vianda que acostumbra llevar hasta los hogares de los abuelos más carenciados que viven en la periferia de la ciudad. También, por el faltante de alimentos en el Centro Integral de la Tercera Edad (CITE).

La concejal de la oposición María Eugenia Villarroel Sánchez pudo comprobar esta situación tras visitar y recorrer las instalaciones del CITE, la semana pasada. Notó, entonces, que no había alimentos frescos y que el menú del día sólo podía ofrecer a los abuelos algo de papas, cebollas y lentejas. “Nada de carnes, ni lácteos, ni verduras, ni frutas”, precisó la edil, indignada por la situación. Además, agregó: “Sólo los están asistiendo con el desayuno”.

Advirtió, también, que no había movilidad para acercar las raciones, ya que las camionetas utilizadas para tal fin habían trasladado a un contingente de abuelos hasta el balneario rionegrino El Cóndor, y en su ausencia la comuna tampoco arbitró los medios para suplir ese faltante.

“Desde el lunes que no reparten las viandas porque no tienen insumos ni movilidad; y las trafics vuelven recién la semana próxima”, dijo la concejal del Frente para la Victoria.

Desde el Ejecutivo municipal se informó que el servicio de viandas se restablecerá el martes próximo. Mañana se licitarán todos los insumos que se proveen por convenio escolar. “Se demoró la firma porque cuando lo mandó Provincia no estaba incluido el CITE, que históricamente está incluido. Lo tuvo que mandar de nuevo y ahí se interrumpió la provisión de viandas”, se indicó.

Las viandas se acercan hasta los hogares de aproximadamente 25 adultos mayores, discapacitados y también mujeres en situación de gran vulnerabilidad social que viven en los barrios Don Bosco, Anai Mapu, Ferri, Puente 83, Santa Elena y El 30. Se trata de personas de bajos recursos, a quienes les resulta fundamental contar con estas viandas para poder alimentarse diariamente.

Si bien son de vital importancia para su dieta alimentaria, no es la única ayuda que reciben, ya que desde los centros comunitarios también se los asiste con módulos de alimentos. “No es que se hayan quedado sin comer”, aclaró Villarroel. Pero, como asistente social, consideró que el Municipio debería encontrar los medios para que no se queden sin su vianda, más allá de la contención que pueden recibir desde los centros comunitarios.

“La cuestión social debe ser primordial”

La concejal María Eugenia Villarroel Sánchez dijo que “esto no puede pasar, la cuestión social es primordial. Convengamos que los abuelos de la periferia comen una o dos veces al día y si la ración es pequeña, no les alcanza para la noche”. Además, advirtió que se llega a esta situación porque evidentemente algo falló; y si fue un problema de comunicación, consideró que la comuna debe encontrar la manera de garantizar la provisión de alimentos mientras se subsana el problema. Se espera que el martes de la semana que viene las viandas se vuelvan a entregar.

“Desde el lunes que no reparten las viandas. Sólo los están asistiendo con el desayuno. Nada de carnes, lácteos, verduras, ni frutas”. María Eugenia Villarroel, Concejal de la oposición

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario