No creen que haya un estallido social a fin de año

Al interior del oficialismo provincial evalúan que en la comunidad cipoleña y regional prevalece la voluntad de diálogo y el consenso.

Al interior del oficialismo provincial observan con “tranquilidad” lo que ocurrirá en Cipolletti en materia social durante diciembre, ya que por el momento no hay ningún signo que pueda presagiar un estallido social ni nada parecido.

En la gestión del gobernador Alberto Weretilneck consideran que no hay focos de malestar en los principales gremios, como el de la fruta, Uatre, Stihmpra o Comercio, donde ya hay entendimientos salariales o están en vías de alcanzarlo, y tampoco en otro como la UOCRA, pues se han reactivado distintas obras y ha mejorado la ocupación. También diversos gremios del Estado mantienen una actitud de diálogo y negociación. en tanto que ATE “se ha quedado prácticamente solo y no puede hacer nada fuera de lugar porque sus dirigentes podrían ir preso”.

Las fuentes consultadas expresaron, además, que desde el gobierno nacional se están inyectando fondos para emprendimientos y ayuda social en los municipios, con lo que no habrá espacio “ni en Cipolletti ni en todo el Alto Valle para ningún tipo de situación no deseada”.

Tampoco se aguarda ningún tipo de inconveniente en Bariloche, ciudad que fue eje de agitaciones en el pasado, y para eso el propio Weretilneck le ha dado una atención especial en los últimos tiempos.

En el oficialismo, además, han estado atentos al quehacer público de las fuerzas de izquierda, a las que se considera estar interesadas en resolver sus problemas políticos propios y sin ningún tipo de intencionalidad en cuanto a tensionar los tiempos sociales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario