El triste desenlace tuvo lugar el domingo por la madrugada. El joven fallecido sufría una compleja patología llamada moebius, la cual provoca una innumerable cantidad de problemas. En este caso, presentaba una deformidad esquelética y tenía también un botón gástrico, por lo que la situación del paciente ya era complicada de base.

Desde Salud Pública confirmaron que el resultado del hisopado de fauces dio positivo para la bacteria estreptococo, aunque no pudieron aseverar que haya sido el motivo del desenlace.

La jefa del área del Epidemiología del Hospital Pedro Moguillansky, María Luz Riera, informó que el chico arrancó a mitad de la semana pasada con un cuadro febril cada vez más intenso hasta que el sábado ingresó a la clínica San Martín y Libertad en un estado crítico.

“Según lo que me informaron, ingresó en un estado muy complicado, con insuficiencia respiratoria y renal. Pesaba 35 kilos y tenía una falla multiorgánica”, informó la médica.

A través de un hisopado rápido se comprobó que la bacteria que tenía el organismo del adolescente era la del estreptococo. Sin embargo, las autoridades sanitarias llevaron tranquilidad y aclararon que no se trata de una epidemia.

“La cantidad de casos es la normal para esta época. Es cierto que es una que puede traer complicaciones pero también hay muchos portadores pasivos, que tienen la bacteria en la garganta y no se enferman. Cuando hay alguna insuficiencia inmunológica previa, como en este caso, es cuando la situación se puede agravar, no cuando se trata de personas completamente sanas”, explicó Riera.

La bacteria produce enfermedades como la faringitis infecciosa (anginas), otras cutáneas como la escarlatina y también reuma infeccioso y afecciones en el tejido cardíaco. Si invade la sangre, puede ocasionar la muerte porque puede producir un shock séptico, neumonía con derrame y necrotizante.

Los síntomas más comunes son dolor de garganta y aparición de puntos blancos también en la garganta, fiebre, manchas rojas en el paladar, ganglios inflamados y manchas en la piel. Para evitar el contagio, se recomienda lavarse las manos con frecuencia y mantenerlas desinfectadas; si presentan lesiones en la piel, no ensuciarse con polvo o tierra; no automedicarse y acudir inmediatamente al médico si se percibe algún síntoma.

El paciente ingresó al Policlínico y murió a las horas. Llegó con un cuadro complejo de insuficiencia respiratoria y renal. Después detectaron la bacteria.

Segunda muerte en Río Negro

La semana pasada, un bebé de un año y medio murió en Roca producto de la bacteria estreptococo, por lo que la del adolescente cipoleño fue la segunda muerte vinculada a esta bacteria en la provincia. En el primer caso, el pequeño había sido trasladado de Viedma a la clínica roquense Juan XXIII luego de agravarse un cuadro de infección respiratoria. Llegó con una enfermedad concomitante, una infección respiratoria, y el cuadro se agravó por una coinfección con el estreptococo. Fue derivado como urgencia a Roca, donde falleció. En Cipolletti hubo otro caso detectado, pero por fortuna el paciente evolucionó favorablemente.

LEÉ MÁS

Confirman la muerte de un bebé por estreptococo en Río Negro

Conocé qué es el estreptococo y cómo evitar su contagio

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario