Mingo Perilli: "El agresor me llamó y acepté sus disculpas"

El secretario técnico y gloria de Cipolletti contó a LM Cipolletti el contacto que mantuvo con el violento hincha que le aplicó un golpe de puño y le pasó la pelota a la dirigencia: "De ellos dependerá o no aplicar el derecho de admisión".

El sábado por la noche en La Visera tenía noticias aún peores que la derrota del equipo de Gustavo Coronel ante Huracán Las Heras (1 a 0) por el Federal A. Alejandro “Pelusa” Solís, hincha reconocido de la popular y la platea del club, le aplicó un golpe de puño a Domingo Perilli a la salida del estadio.

El ex DT y jugador de la institución se interpuso a una catarata de insultos que Solís le expresaba a Pablo Vergara (ausente por lesión), mientras el mediocampista neuquino descendía de la platea para ingresar al vestuario del equipo local.

Te puede interesar...

“No me parece justo que nadie tenga que aguantar el maltrato. Escuché las barbaridades que le decían y me metí para que se tranquilizara”, contó el actual secretario técnico del fútbol de la institución.

En ese momento, el destinatario de todos los reproches de Pelusa Solís cambió y pasó a ser el propio Perilli. “Me empezó a reprochar por el armado del plantel, hubo un intercambio y me tiró la piña. Fue la primera vez en mi vida que recibí una y me caí al piso”, recordó el ex número 10.

Con la impotencia de la situación, el agredido reaccionó y salió corriendo a Solís, hasta que en el portón del galpón Kleppe, lindante a la puerta de ingreso a las plateas de La Visera, fue detenido por allegados y asistido dentro del vestuario de Cipo.

Arrepentimiento

Eran las 22 del sábado cuando estalló el conflicto. Con las pulsaciones por las nubes, Mingo se dirigió a su casa y mientras relataba lo sucedido a seres queridos recibió el llamado del propio Solís.

“Lo conozco hace 40 años, como a la mayoría de la gente de esta ciudad. Nunca esperé que me golpeara, pero acepté sus disculpas. No hice denuncia. Si se le aplica el derecho de admisión o no será una decisión de la dirigencia”, cerró de manera contundente esta historia Mingo, que en ese momento estaba acompañado por uno de sus hermanos, quien también vio toda la lamentable secuencia.

De admisión y suspensión

Ante los hechos violentos del fin de semana, el Club Cipolletti decidió suspender por el plazo de tres meses a Alejandro Solís de sus padrones, tiempo en el que también será alcanzado por el derecho de admisión que le impedirá no solamente ingresar a La Visera, sino a todas las instalaciones de Cipo.

El Pelusa, comerciante de la ciudad, será el tema principal de una reunión del comité de ética de la institución para analizar su posible expulsión definitiva de.

Además, los abogados del club analizan la figura de la denuncia legal por la agresión, si corresponde una instancia penal o una exposición policial que será concretada en las próximas horas para que la persona identificada por testigos presenciales y las cámaras de seguridad de ingreso al estadio se presente ante la Justicia y se haga responsable de lo acontecido.

LEÉ MÁS

Escándalo en La Visera: le pegaron al ídolo Mingo Perilli

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario