Megabanda: anticipan duros reclamos de cárcel

La Justicia definirá las penas para Forno y sus cómplices.

Para esta semana está previsto el inicio de las audiencias que definirán las penas de prisión para los integrantes de la megabanda que azotó a la región valletana durante casi dos años.

Si la Oficina Judicial no dispone alguna reprogramación de último momento, las partes volverán a sentarse frente a frente para solicitar las penas que recaerán en cabecillas como José “Chiqui” Forno y Sandro Gerez, y el resto de sus cómplices. El trámite inicial se desarrollaría en tres audiencias, donde tanto la defensa como la fiscalía y la querella podrán citar nuevos testigos.

Te puede interesar...

Se especula que los abogados de los condenados apelarán a convocar a varias personas para mejorar su situación y, a la vez, prepararse para los duros castigos que reclamarán los integrantes del Ministerio Público Fiscal y la querella. Apenas quedó cerrado el juicio oral en contra de casi una veintena de imputados, los acusadores adelantaron que se exigirán penas no menores a los 10 años y que, por ejemplo, en el caso de Forno podrían superar los 25 años.

Tanto el cipoleño Forno como gran parte de la megabanda fueron declarados responsables de un delito grave como asociación ilícita, además de robo calificado y otros delitos menores. Entre los integrantes de la organización se encuentran Pablo Muñoz, Aníbal Meneses, Gustavo Curruhuinca, Franco Cisneros, Sandro Gerez Derbes y Rubén Acuña. Asimismo, otros involucrados fueron declarados responsables, pero solo por determinados robos y atracos.

El juicio de cesura será muy concreto a diferencia del dilatado debate anterior, que obligó a programar múltiples audiencias y convocar a más de medio centenar de testigos.

De igual modo, se prevé que los condenados insistan en su inocencia y que, a través de sus defensores, impugnen la sentencia. Por este motivo, habrá que esperar un nuevo capítulo en los tribunales locales de Urquiza y España. Mientras tanto, podrán gozar de su libertad.

Allanamientos y escuchas

La denominada megabanda fue desbaratada tras una serie de allanamientos encabezados por los integrantes de la fiscalía y la Brigada de Investigaciones. Fue un trabajo minucioso, con seguimientos a lo largo del tiempo y un paciente análisis de 15 mil escuchas telefónicas.

Para los fiscales no quedaron dudas de que la tarea delictiva era dirigida por José Forno y que el resto de los condenados protagonizaban los golpes de forma premeditada en empresas y casas particulares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario