Ni la lluvia, por momentos torrencial en la región, pudo impedir que la gente (unas tres cuadras completas) se concentrara y marchara por las calles de Oro recordando este femicidio.

La columna fue encabezada por el papá de Otoño, Roberto Uriarte, junto a distintas organizaciones, amigos, vecinos que la recordaron bajo el lema “10 años sin Otoño, tenemos memoria”.

El femicidio de Otoño Uriarte, ocurrido hace ya una década, generó una gran conmoción a nivel nacional pero, al igual que tantos otros, quedó impune.

Partieron desde el colegio al que concurría la joven, pasaron por el gimnasio que hoy lleva su nombre, por la iglesia y luego la columna se dirigió hacia la Comisaría 26ª, donde pararon para realizar pintadas y repudiar el accionar policial en el caso. Para finalizar, se dirigieron hacia la rotonda que la recuerda, ubicada en la Avenida Cipolletti.

Otoño fue secuestrada el 23 de octubre del 2006 cuando volvía a su casa. Tenía 16 años. Tras una intensa búsqueda, y luego de que transcurrieran 6 meses, su cuerpo fue hallado en el canal principal de riego, el 24 de abril del 2007, en cercanías de la zona de El 30, en Cipolletti.

En tanto, se espera alguna novedad de parte de la Justicia provincial debido a que se encuentra pendiente un pronunciamiento del Superior Tribunal de Justicia en relación con el sobreseimiento de los procesados. La presentación había sido realizada por el fiscal José Rodríguez Chazarreta.

Además, esta causa será presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

10 años pasaron del brutal crimen de Otoño Uriarte.

La adolescente, de 16 años, estuvo desaparecida 6 meses hasta que su cuerpo apareció en el canal principal de riego, en el paraje cipoleño El 30. El crimen, como tantos otros, quedó impune.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario