El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum

Mascotera mantendrá su refugio canino

La vecina Laura Fuentes, a quien un consorcio multó por cuidar perros, no piensa aflojar en su labor. Podría haber una movilización en su respaldo.

La mascotera Laura Fuentes no abandonará el predio de las 300 Viviendas que destina a mantener en tránsito perros enfermos y abandonados y apelará pronto la decisión del consorcio de multarla con 4000 pesos mensuales por la actividad de ayuda a los animales que realiza.

Si la repartición persiste en sancionarla, los proteccionistas de Cipolletti y otras ciudades del Alto Valle podrían convocar a una movilización en apoyo de la mujer y de los derechos a cuidar y proteger a los canes.

Te puede interesar...

Fuentes no dejará su actividad pese a que la presión viene subiendo. La multa resulta para ella impagable, tanto por el monto como por su situación económica, ya que actualmente está desocupada. En su departamento de las 300 Viviendas vive con su marido y dos de sus hijos.

Como para reafirmar su posición, está pensando concluir y asegurar el cierre perimetral del terreno -un patio que no prestaba antes ningún servicio- donde tiene las cuchas para los canes que atiende. Para ello, recurrirá al uso de pallets, los que también utilizará para colocar debajo de las cuchas, para que no se mojen ni se enfermen los perros y para facilitar la limpieza del lugar.

La vecina se encarga, además de alimentar y velar por la salud de los animales, de efectuar la limpieza del lugar, en lo que pone mucho empeño. Los días de lluvia es cuando más se le complican las tareas, pero igual brega para que el estado de conservación sea siempre el mejor.

Ayer, la mascotera fue categórica en que no dejará el patio ni la actividad de cuidar a los animales que le envían otros proteccionistas mientras se les busca un hogar que los adopte. Tiene constancia de que en el sector poblacional donde habita hay otros vecinos que han ocupado espacios comunes para hacer techos, quinchos, parrillas, garages, cocheras y otras instalaciones. Sin embargo, es a ella a quien quieren castigar con una sanción de inusual dureza.

Además, en las 300 hay habitantes que tienen problemas de cloacas que inundan las inmediaciones y el consorcio debería preocuparse por esos inconvenientes.

Laura dijo que de ninguna manera su intención es apropiarse del predio, pero pide que se le permita trabajar a favor de los perros ya que esto ayuda, a su vez, a la ciudad. Indicó que a futuro piensa radicarse en otro punto de Cipolletti, donde continuará con su vocación.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario