El clima en Cipolletti

icon
Temp
57% Hum
LMCipolletti ciudad

Los perros ya no podrán pasear por todas las plazas

El Municipio limitará el acceso canino y se obligará a que se levanten los excrementos.

En un futuro próximo, los propietarios de mascotas no podrán pasear sus perros por cualquier plaza, ya que solamente algunas de ellas estarán habilitadas para tal fin. Otra alternativa que se baraja es habilitar para los canes solamente ciertos sectores de los espacios verdes, con la condición de que los dueños retiren con palita y bolsita las deposiciones de sus queridos acompañantes.

En lugar de restringirse más, la Isla Jordán será, en cambio, un lugar abierto a la presencia de ejemplares caninos, siempre controlados por sus amos. En la actualidad, el sector mejor acondicionado, que dispone de parrillas y baños, está vedado para el llamado mejor amigo del hombre. Sin embargo, esta situación se modificará y ya no ingresará únicamente gente.

Te puede interesar...

Tales son algunas de las propuestas contenidas en el proyecto de reforma de la ordenanza municipal Nº 171 sobre tenencia de animales, que fuera sancionada en 2011. La iniciativa transformadora fue impulsada por la Dirección de Zoonosis y Vectores de la comuna y ya está a estudio del Concejo Deliberante, que tendrá la última palabra.

“Una de las posibilidades es delimitar los espacios verdes a que podrán acceder los perros. Puede haber lugares para ir con o sin mascotas”. Eduardo Fernández. Director de Zoonosis y Vectores

Otro asunto que buscará la forma de incorporar se relaciona con la necesidad de poner un límite a la cantidad de animales que puede tenerse en una casa. No se quiere fijar un número absolutamente restrictivo pero se procurará al menos aconsejar a no caer en exageraciones.

El veterinario Eduardo Fernández, titular de la cartera municipal, manifestó que suele haber quejas de vecinos molestos porque algún lindante tiene siete, ocho y aun más perros, sin contar otras especies domésticas.

De todos modos, insistió en que no se buscará ser prohibitivos, pero dijo que por cada predio de vivienda hasta cinco animales pueden configurar una tenencia responsable. Más allá de eso las cosas se complican y ni hablar de las viviendas que tienen hasta diez canes, ya que estos se vuelven difíciles de manejar y pueden generar inquina entre los humanos ajenos.

La vereda no es para dar comida

En la nueva legislación sobre mascotas que promueve el oficialismo también se hará hincapié en la necesidad de que los vecinos dejen de poner alimentos en la calle para los perros sueltos. La medida no buscará atentar contra la generosidad de los humanos, sino prevenir la concentración canina en algunos lugares. Ocurre que los perros tienden a considerar suyo el pedazo de vereda donde les dan comida y, por su carácter territorial, pueden volverse agresivos, ladradores y hasta mordedores si son de carácter bravío. Por fortuna, en Cipolletti no son habituales los casos de mordeduras por canes, con o sin dueños, aseguró el funcionario Eduardo Fernández. Lo que no faltan son los amagues sin consecuencias a peatones y, sobre todo, ciclistas ni las denuncias de vecinos por ruidos, olores y deposiciones perrunas.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario