Los motochorros buscaban a sus víctimas por Facebook

Palito Cisterna y Jona Cárcamo ofrecían trueques en las redes sociales.

La Policía ató cabos y comprobó que los dos peligrosos motochorros apresados esta semana habían sido los autores de una seguidilla de robos violentos.

Se trata de Palito Cisterna y Jonathan Cárcamo. Se hicieron amigos en el penal 5 y, mientras estuvieron prófugos, siguieron delinquiendo.

Te puede interesar...

Hugo Nicolás Cisterna y Cárcamo hicieron amistad en los pabellones de la cárcel roquense, donde cumplían condenas por varios robos violentos. Los dos aprovecharon una salida transitoria concedida por la Justicia para no volver a la cárcel. Primero fue Cárcamo, luego Cisterna. Uno tenía tobillera electrónica, el otro pulsera. Pero ambos burlaron estos controles y en libertad volvieron a encontrarse para cometer una serie de ilícitos.

Sin embargo, la suerte se les acabó el miércoles, cuando los atraparon tras un intento de robo. Por ese hecho volvieron al penal del que habían salido transitoriamente. Luego, los investigadores establecieron que no fue el único delito que protagonizaron juntos. Hay elementos de interés secuestrados que vinculan a los sospechosos a otros robos cometidos en esta ciudad y alrededores, mientras estaban prófugos.

En un allanamiento realizado ayer por la mañana, los investigadores policiales encontraron varios elementos robados que ya fueron reconocidos por las víctimas. “Con certeza son seis hechos esclarecidos, pero no descartamos que hayan cometido otros. Hay mucho material para comparar y seguir investigando”, comentaron fuentes con acceso a la causa.

El allanamiento fue realizado en un domicilio del barrio Anai Mapu, en calle Lamarque, donde vivía Cárcamo.

Se informó que personal de la Unidad Cuarta y de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti encabezaron el trabajo que sirvió para conocer el accionar de Cárcamo y Cisterna. Contactaban a sus víctimas a través de grupos de compra venta que circulan en Facebook. Por esa red social, ofrecían un vehículo y otros objetos, a cambio de dinero y otros bienes, y citaban al interesado en la vía pública para concretar el trueque.

Sin embargo, cuando se daba el encuentro, armados con una peligrosa tumbera, despojaban a la víctima de todas sus pertenencias. Lo hicieron en Cinco Saltos, donde robaron la moto y el casco que luego utilizaron para perpetrar otro hecho. Ambos elementos ya fueron recuperados por las fuerzas de seguridad.

En otro hecho cometido en el acceso a la toma Auca Lihuen le habrían sustraído a su propietario el celular, la llave de encendido de un vehículo y dinero en efectivo. Algunos de estos elementos también fueron hallados por la Policía cipoleña. Incluso la tumbera presumiblemente utilizada por los delincuentes para intimidar a sus víctimas.

También se encontró la tarjeta de una mujer a la que, al parecer, abordaron con violencia mientras circulaba en bicicleta; y de una camioneta Ford Ranger, color blanca, que había sido robada, los peritos de Criminalística levantaron huellas dactilares que comprometerían a Cárcamo y Cisterna.

Obra en su contra, además, un reconocimiento fotográfico de parte de uno de los damnificados. Y habrían sido los agresores de un hombre al que quisieron asaltar y chocar.

“Francotirador con título universitario”

Jonathan “Jona” Cárcamo, uno de los detenidos, tuvo una fuga previa en una comisaría de Roca, y ya en 2015 había cometido una seguidilla de robos y asaltos por los que fue apresado y condenado. En su muro de Facebook dice que ha estudiado para ser “francotirador y pistolero en la Universidad Nacional del Comahue”.

Su compañero, Palito Cisterna, tampoco se queda atrás. También cumple una condena por robo calificado y se fugó cuando se encontraba en la casa de su mamá, en el barrio Managua.

LEÉ MÁS

Encontraron en Buenos Aires a la nena de Bariloche: se la había llevado el padre

Dos hombres raptaron a una joven cipoleña y la dejaron atada en medio de una chacra

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario