Condena en suspenso al motochorro cheto y a su cómplice

Fueron los autores de un violento robo a un joven en Oro.

Los motochorros cipoleños que cometieron un violento robo en Fernández Oro y quisieron zafar del juicio pagándole a la víctima $7 mil se mostraron arrepentidos y reconocieron su culpabilidad ante un juez. Se trata de Javier Molina, de 19 años, y Emiliano Nicolás Arruiz, de 21. Uno de ellos vive en el barrio Los Sauces y el otro, en El Manzanar.

Al admitir que fueron los autores del hecho que se les imputó, el caso se resolvió en un juicio abreviado, por el que fueron declarados culpables y recibieron la pena de un año de prisión en suspenso. Si los condenados, por alguna razón, no cumplen con las pautas de conducta que se fijaron por dos años y vuelven a delinquir, entonces ese año de prisión en suspenso será de cumplimiento efectivo en la cárcel.

Te puede interesar...

Tienen prohibido acercarse a la víctima, no podrán reclamar la moto que utilizaron para perpetrar el ataque y deberán fijar un domicilio y presentarse ante la Justicia cada vez que se lo pidan.

“Si violan una de esas pautas, van presos y tienen que cumplir un año de prisión efectiva”, sostuvo el fiscal jefe Gustavo Herrera.

Más aún indicó que si cometer otro hecho delictivo en los próximos dos años se le computará ese año de pena condicional más la que les podría caber por el otro hecho si lo cometieran. “Los condenados, a partir de ahora, no puede hacer nada, se tiene que portar bien porque si no todo lo que hagan va a ser de cumplimiento efectivo”, advirtió el fiscal.

El juez Guillermo Baquero Lazcano homologó este resultado que surgió por acuerdo de las partes, ante el fiscal Herrera y el defensor de los imputados, Juan Pablo Piombo

El robo ocurrió el 17 de febrero pasado. Los delincuentes golpearon salvajemente a la víctima para robarle el celular.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario