Los juzgados de faltas funcionarán en la zona norte

El actual se mudará de la calle Brentana al Parque Industrial. El nuevo estará en el DVN.

En consonancia con el crecimiento proyectado de la ciudad, el segundo juzgado de faltas funcionará en el centro comunitario del DVN, mientras que el actual se trasladará a la base de Servicios Públicos, ubicada en la calle Saturnino Franco, donde duplicará la capacidad de metros cuadrados y contará, además, con un depósito para archivos nuevo.

De esta manera, el Ejecutivo desdoblará el enorme caudal de expedientes que maneja el único juzgado –que funciona en la calle Brentana- y descomprimirá su trabajo. El intendente Aníbal Tortoriello expresó a LM Cipolletti: “Este año tienen que estar los dos juzgados funcionando”.

Te puede interesar...

En principio, hay personal municipal que está amoblando el edificio donde se mudará el existente y realiza trabajos en el depósito que resguardará los archivos.

Para poner en funciones el segundo juzgado, habrá que llamar a concurso y conseguir el equipamiento. Pero el intendente no pone en duda su creación y puesta en marcha. Tampoco vacila la presidenta del Concejo Deliberante, Marisa Lazzaretti, aunque haya sido autora de la ordenanza que vetó Tortoriello para designar a jueces y secretarios.

“Este año tienen que estar funcionando los dos juzgados. El veto a la ordenanza del concurso de jueces fue de común acuerdo con Lazzaretti”, dijo Aníbal Tortoriello, intendente de Cipolletti

“Lo que importa acá es que el segundo juzgado está encaminado y se abrirá. El veto fue sobre la modalidad del concurso, que igualmente se hará como estipula la Carta Orgánica. Y la ordenanza que crea –al Juzgado 2- está en vigencia”, aclaró la concejal.

Aunque dedicó un año de trabajo a pulir el proyecto que vetó el intendente tras una de las últimas sesiones legislativas, aseguró que no le molestó para nada que lo hiciera, por cuanto lo que interesa es que el segundo juzgado comience a funcionar.

“Lo que importa es que el segundo juzgado se abrirá. El veto fue sobre la modalidad del concurso”, dijo María Elisa Lazzaretti, presidenta del Concejo deliberante de Cipolletti

Dijo que no insistirá en la iniciativa porque solo se puede presentar una vez al año y porque está pensando en una ordenanza general que incorpore a futuro, en el estatuto del empleado municipal, requisitos para el llamado a concurso en distintas áreas. “Voy a trabajar con los gremios, que lo están pidiendo hace tiempo”, acotó.

Los motivos del veto

Tortoriello explicó que impugnó la ordenanza para introducir cambios de “común acuerdo” con Lazzaretti. En principio, dijo que no correspondía que los sueldos de los jueces se equipararan con el del intendente, el más alto del escalafón.

Tampoco estuvo de acuerdo con que sea el Legislativo el que decida la designación de los jueces, desplazando así al Ejecutivo en su función, de modo que con el veto de esta iniciativa todo sigue como está. Los concursos se harán, pero la selección del personal sigue en manos del Municipio, en tanto los sueldos se acercarán más a lo que cobra un secretario o director de áreas del Ejecutivo.

LEÉ MÁS

Cayó por la tobillera: amenazó a testigos y lo condenaron a un año y medio de cárcel

Faltan autoridades para las elecciones del domingo 7

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario