Los comerciantes apoyan el veto a las fiestas privadas

"Si no se pueden controlar, no se pueden permitir", dijo Luis Bunter.

“Si (las fiestas privadas al aire libre) no se pueden controlar, entonces no se pueden permitir y apoyamos al Municipio”, dijo el titular de la Cámara de Industria y Comercio local, José Luis Bunter.

En diálogo con LM Cipolletti, interpretó qué el intendente Aníbal Tortoriello tomó la decisión política de prohibir este tipo de eventos en la ciudad porque “debe velar por la seguridad del pueblo”.

Sin embargo, el comerciante consideró necesario analizar el tema en profundidad, ya que con instrumentar protocolos de seguridad efectivos, que se respeten a rajatabla, se podrían permitir estos eventos sin riesgos para los asistentes. “Para eso hay que sentarse a trabajar y la Cámara está dispuesta a hacerlo”, dijo.

Por lo pronto, el director municipal de Comercio, Juan Carlos Colombo, reconoció que el formato y las características de estas fiestas superan los controles que pueden hacer, tanto por los excesos que concurren mientras la música está a todo volumen como por la desconcentración de una multitud que emprende el regreso a casa.

Es una decisión política tomada que, en principio, les baja el pulgar a las fiestas privadas como Siamo Fuori y Black and White, que se reservan una noche de euforia multitudinaria sobre el fin de año. Otras similares ya habían cambiado Cipolletti por otras ciudades cercanas para su desarrollo.

Si la discusión se da para revisar las condiciones de seguridad e higiene, con mayores exigencias a las actuales, y el Municipio cuenta con los recursos para ejercer un poder de Policía efectivo, habrá que ver qué pasa en un futuro cercano con estos festejos a cielo abierto. Para este año, están prohibidos.

“Si se pueden controlar y los responsables pueden ofrecer un ambiente seguro y sano para los jóvenes que asisten, nosotros vamos a apoyar”, concluyó Bunter.

Vale recordar que la prohibición alcanza a los boliches, anticipándose a la mínima posibilidad de que monten actividades al aire libre. Algunos locales nocturnos tienen representantes en la CIC, por lo que el pedido de revisar la prohibición total se extendería más allá de las fiestas ocasionales.

Los boliches sin techo no tienen lugar

La polémica salpica al proyecto de boliche a cielo abierto que intenta tomar forma en un predio de la Ruta 151. El titular de la CIC, José Luis Bunter, aclaró que está dispuesto a analizar la propuesta y aseguró que la cámara no se opondrá si el lugar cumple con todos los requisitos.

“Es una propuesta innovadora, que tiene un trasfondo social, y si cumple con todos los requisitos, no nos oponemos”, dijo.

El problema, añadió Bunter, es que la iniciativa no encuadra en el actual Código de Comercio, por lo que se necesitaría que sea revisada y modificada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario