El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti servicios

Lo que faltaba: ahora las tomas se pelean por el agua

Realizaban una conexión clandestina y vecinos de otra barriada se lo impidieron.

El combo mortal de la falta de agua potable y las elevadas temperaturas de los últimos días reflotó viejas disputas entre vecinos de barriadas que están al margen de los servicios más elementales.

Esta vez la disputa comenzó porque, el último domingo a la madrugada, pobladores de La Esperanza realizaban una zanja profunda para conectarse a la red y sus vecinos del Barrio Obrero les salieron al cruce.

Te puede interesar...

Ocurre que en otras oportunidades, una zanja mal hecha y terminada en La Esperanza dejó sin agua a toda la ciudad e inundó a buena parte del Obrero, y su dirigente barrial, Lila Calderón, no esperó revivir esta situación una vez más. Aun cuando pelea por que el agua sea un recurso para todos, quiso asegurarse de que la conexión no les iba a traer más problemas.

Cerca de las 8, mientras un grupo de vecinos de La Esperanza trabajaba a full en el zanjeo, mantuvo una acalorada discusión con el presidente del barrio, David Vallejos, y otros vecinos.

“Nadie niega su derecho a tener agua, pero que no sean tan desprolijos. Si rompen un caño, que lo arreglen para no perjudicar a otros. Lo que pedimos es respeto, así como nosotros lo tenemos por ellos”, manifestó Calderón.

Trabajaban desde la 5 de la madrugada cuando ella se enteró del zanjeo y se acercó rápidamente al lugar, antes que otros vecinos fueran en masa y la pelea por el agua tomara ribetes violentos. Afortunadamente, la disputa se limitó a un cruce caliente de palabras y más tarde llegó la Policía para evitar males mayores.

“Es terrible que se dé esta disputa por el agua cuando es un derecho que deberíamos tener todos pero el Estado no garantiza”, reflexionó la dirigente barrial, y se quejó: “La Esperanza, supuestamente, ya tiene todos los papeles para ser reconocida como barrio, entonces que le pongan de una vez el agua”.

De allí, Calderón se fue más tranquila cuando supo que la zanja no complicaría nuevamente al Obrero. Esta vez iban a tomar los recaudos que no tomaron en otras oportunidades, inundando a buena parte de la toma por caños rotos y zanjas sin tapar donde incluso hubo vehículos que quedaron atascados. “Por suerte entendieron el reclamo”, dijo.

El calor empeora la situación

Como se vienen días de intenso calor, con temperaturas que rondarán los 40 grados a partir del jueves, no se descartan nuevas pujas por el agua. No obstante, Calderón aseguró que para hacer las zanjas en su barriada y aprovisionar a algunas manzanas recurrirán a mano de obra especializada para no generar perjuicios.

“Es terrible que se dé esta disputa por el agua cuando es un derecho que deberíamos tener todos, pero que sin embargo el Estado no garantiza”.Lila Calderón. Referente del Barrio Obrero

Quieren la utilidad pública de las tierras

La expectativa de los vecinos que viven en tomas de la ciudad es que al iniciar un nuevo período legislativo, en su primera sesión del año, el Concejo Deliberante apruebe la utilidad pública genérica del Barrio Obrero y otros asentamientos cipoleños. El compromiso fue incluso asumido por escrito por el intendente Aníbal Tortoriello y su secretario de Gobierno, Diego Vázquez, en reiteradas oportunidades.

El fin que persiguen con esto no es otro que acceder a los servicios más básicos como el agua, la luz y el gas, aún vedados por ser asentamientos, aunque están garantizados por la propia Constitución Nacional.

Los plazos se fueron venciendo y las definiciones posponiendo una y otra vez. Por ese motivo, los habitantes de los asentamientos irregulares quieren meter presión para que la norma salga este año.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario