Lo atacó un pollo y deberán indemnizarlo con más de $200 mil

El trabajador cumplía tareas en la firma Pollolín.

Un pollo bastante salvaje le provocó una herida grave a un trabajador de la empresa Pollolín y tras el impulso de una demanda judicial, la Cámara Laboral de esta ciudad ordenó el pago de una indemnización que supera los 200 mil pesos.

De acuerdo con lo informado por el Poder Judicial, el empleado se desempeñaba en el sector “agarradores” y sufrió un accidente laboral cuando, al intentar tomar un pollo vivo, el animal le pegó en la mano y parte del brazo izquierdo.

Te puede interesar...

La pericia que ordenaron los responsables de la investigación determinó una incapacidad del 14,6% y, en consecuencia, la Cámara Laboral ordenó una indemnización de $200.115,34 más intereses.

Por tratarse de un accidente de trabajo, la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART) deberá hacerse cargo del pago de la indemnización. En este caso, la empresa tenía contratada a Productores de Frutas Argentinas Cooperativa de Seguros Limitada (Profru ART).

El trabajador, al momento del accidente, tenía 26 años. Surge del expediente judicial que el 16 de febrero de 2016, cumpliendo tareas conforme a su categoría del sector agarradores, sufrió un accidente de trabajo cuando al querer tomar un pollo vivo cerca de uno de los ventiladores, el animal le pegó en la mano y parte del brazo izquierdo. Fue trasladado en forma urgente al centro prestador de la ART y, luego de los estudios correspondientes, le informaron que tenía una herida cortante en el pulgar izquierdo.

Como consecuencia del ataque y los cortes, el trabajador sufrió lesiones de consideración en la mano. Fue intervenido quirúrgicamente y se le colocó un yeso. Sin embargo, el tiempo pasó y hasta que presentó la demanda, aún no había dictamen por parte de la aseguradora respecto del grado de incapacidad que había sufrido.

La pericia médica realizada por orden del Poder Judicial determinó que el trabajador padece una incapacidad laboral del 14,6%. La ART impugnó esa pericia, pero los jueces no hicieron lugar al reclamo y, en base a eso, determinaron la indemnización.

--> El diagnóstico de los médicos

En el fallo de la Cámara Laboral cipoleña integrada por los jueces Luis Lavedán, Luis Méndez y Raúl Santos, se resaltó que “nadie mejor que el médico, conocedor idóneo e indiscutido de la biología, anatomía y fisiología del cuerpo humano, está en condiciones de asesorar al Tribunal del resultado del accidente, especialmente de las insuficiencias o minusvalías somatopsíquicas, conocidas generalmente como incapacidades”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario