Llovió más de lo previsto y la ciudad quedó bajo agua

Las calles de asfalto escurrieron bien esta vez. En las tomas la situación volvió a ser complicada.

Las lluvias que asolaron en las últimas horas la región fueron más copiosas de lo que se preveía, dejando a gran parte de la ciudad bajo agua. Según la Estación Meteorológica local, cayeron en dos días 42,3 milímetros, superando por casi cuatro veces la media mensual para julio estipulada en 12 milímetros.

En esta oportunidad, las lluvias no fueron con la modalidad de chaparrones, sino constantes por más de 24 horas, lo que provocó el anegamiento de varias calles en la ciudad. Por caso, en la esquina de La Esmeralda y Arenales se tuvo que cortar el tránsito porque el agua cubría el asfalto de vereda a vereda, generando peligrosas olas que incluso llegaban hasta los inmuebles de la zona.

Algo similar ocurrió en algunos sectores de otros barrios, como en el San Pablo, el Del Trabajo y el Luis Piedrabuena. Así, transitar por la ciudad fue un suplicio, sobre todo durante la mañana.

Con el paso de las horas, el casco urbano, con calles por lo general asfaltadas, fue escurriendo hasta dejar transitable la mayor parte de las zonas. Esto fue posible gracias a que la lluvia se detuvo, trayendo algo de alivio.

Sin embargo, en otros puntos de la ciudad los problemas aún persisten. Como es habitual, en los barrios de las periferias, sobre todo en las tomas, la situación sigue siendo caótica.

lluvia

Se trata de grandes barriadas, con una gran cantidad de habitantes y una alarmante falta de infraestructura producto de la clandestinidad de la que nacieron esas incipientes urbanizaciones.

El Barrio Obrero A y el B, las tomas 2 y 10 de Febrero, el Anai Mapu, La Alameda, Puente de Madera, Martín Fierro, Tres Luces y Puente 83 fueron algunos de los lugares más afectados.

El pronóstico para los próximos días es una de las pocas buenas noticias. Según la AIC, el cielo comenzará a despejarse desde hoy, aunque continuará el frío. Se espera una temperatura mínima de 1 grado bajo cero y una máxima de 11° C.

Mañana las nubes volverán a copar el cielo y se registrarán fuertes ráfagas de viento, pero no volverá la lluvia.

lluvia

Destacan el trabajo municipal

Desde la Municipalidad de Cipolletti informaron que se reforzaron los trabajos de mantenimiento y limpieza de bocas de tormenta, y se asistió a sectores específicos afectados por las condiciones climáticas.

Las labores realizadas respecto de la limpieza de las bocas de tormenta fue evidente cuando la lluvia paró, ya que el agua bajó rápidamente en comparación con otras veces.

Guillermo Fernández, secretario de Servicios Públicos, aseguró que “la situación está controlada” y que están “repasando los sectores más críticos de la ciudad”.

42,3 milímetros llovió en la ciudad en poco más de 24 horas.

En sólo dos días casi se superó casi cuatro veces la media de lluvia del mes de julio, estipulada históricamente en 12 milímetros. Esta contingencia agarró a la ciudad mejor parada que en otras oportunidades, pero no se pudo evitar que aparecieran problemas en diferentes lugares producto de inundaciones y el anegamiento de calles. En las tomas fue donde peor la pasaron.

LEÉ MÁS

En Cipolletti llovió casi cuatro veces más que el promedio mensual para el mes de julio

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario