Le robaron la yegua y apareció carneada en el barrio Labraña

El dueño encontró los restos en una chacra. Estaba a días de parir un potrillo.

Por Guadalupe Maqueda - maquedag@lmneuquen.com.ar

Reina era la yegua de un vecino de la Isla Jordán. Hermosa y bravía, muy querida por Javier Olate, su dueño. Estaba embarazada, casi en fecha para parir a un potrillo.

Te puede interesar...

Durante la madrugada del sábado, alguien que la conocía y conocía a los perros que custodian el predio, burló la tranquera, sin provocar el más mínimo ladrido, y se la llevó. Olate está seguro de que contó con la ayuda de un tercero porque su yegua era mal arreada para montar.

La buscó a caballo por todos lados, desesperado. Ofreció recompensa en las redes sociales. Siguió buscando, y en una chacra del barrio Labraña la encontró: muerta y descuartizada; con su potrillo a un costado.

“Estos desgraciados me la carnearon, y ni siquiera les importó que estuviese embarazada. Me la mataron igual, sin remordimientos”, expresó.

En diálogo con LM Cipolletti, recordó que su yegua iba a parir entre el 15 y el 20 de este mes, por lo que es imposible que los desalmados que la despedazaron para vender su carne no se dieran cuenta de que estaba preñada. “Era muy evidente”, acotó Olate.

Sospecha de un hombre que conocía a la yegua, sabía que estaba preñada y con él salió varias veces a montar. Pero al mismo tiempo aseveró: “Esto solo no lo pudo hacer”. Es decir, tiene que haber contado con la ayuda de otras personas, tanto para arrear a la yegua como para asesinarla y despedazar su cuerpo.

Olate dijo que los autores del hecho luego andaban ofreciendo la carne de su yegua. Le sacaron los costillares, las paletas y los cuartos, y el resto lo dejaron tirado, junto al cadáver del potrillo que estaba por nacer. Su dueño supo que era ella porque reconoció las manchas blancas que tenía en el cuero.

“Para mí es una tristeza muy grande, Reina era algo muy preciado, lo único que tenía a mi lado, muy querida por todos”, contó. Tenía entre cinco y seis años.

Ese domingo por la noche quiso hacer la denuncia en la Comisaría Cuarta, pero entonces los efectivos trataban de contener los graves incidentes de violencia que se suscitaron en una toma de terrenos, entre familias enemistadas del barrio Costa Norte. Volvió el lunes y realizó el trámite.

Peritos realizaron algunas diligencias de rigor donde encontraron a la yegua carneada y también intentaban dar con otros indicios para poder identificar a los autores del robo.

Olate advirtió que la chacra donde encontraron a su yegua se presta para este tipo de ilícitos, garantizando su impunidad, porque no hay nadie que la cuide. Los vecinos de la zona también están cansados y solicitan mayor seguridad en las inmediaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario