LMCipolletti Sitramuci

Le bajaron la categoría laboral al gremialista Meza

Revistaba en la 8, una de las menores. Ahora lo pasaron a la 5, bien al fondo. Habría más casos.

En la particular lucha entablada hace ya tiempo entre el titular de Sitramuci, Omar Meza, y el intendente Aníbal Tortoriello, le tocó esta vez a Meza recibir una dura estocada. Resulta que en la última liquidación de sueldos de la actual gestión, antes del cambio de mando en diciembre, se le reservó al sindicalista un descenso de categoría escalafonaria y, por consiguiente, un monto inferior en ingresos a los que esperaba percibir.

Para Meza, ha sido una estocada de lo más dolorosa. Es que hace 15 años que revistaba como subrogante en la categoría 8, es decir, entre las más bajas de los empleados municipales. Sin embargo, en esta ocasión, el recibo de sueldo le consignó que el sueldo básico que le corresponde ahora es el de la categoría 5, o sea, tres niveles menos, casi en el fondo de la tabla. Son pocos los empleados de planta que permanecen en esas órbitas.

Te puede interesar...

El dirigente gremial tiene, además, más de 20 años de relación laboral con el Municipio y su nivel en el escalafón, en vez de mejorar con el tiempo, va así empeorando.

De nada le ha valido que el Concejo Deliberante aprobara, hace tres semanas, la recategorización de todo el personal de planta. Para él, la realidad le ha reservado lo contrario, una descategorización. En materia laboral, está casi por tocar fondo.

Por esas cosas de lo que parece ser, además, una liquidación de haberes defectuosa, en el pago del ítem de zona desfavorable sí se lo sigue considerando todavía como en la categoría 8. Esto, sin embargo, solo ha ayudado a que su deterioro salarial no haya sido total, porque no alcanza a compensar la merma en sus ingresos.

Hace unos dos años empezaron los choques frontales, directos o más o menos solapados entre Meza y Tortoriello. El sindicalista, en todo este tiempo, ha descollado por su combatividad, en la calle y en los planos legales y administrativos de la labor sindical. Por su parte, Tortoriello lo ha sancionado alguna vez y ha llegado a desconocer, lisa y llanamente, la labor de Sitramuci. En uno de los últimos rounds de esta relación, el mazazo lo descarga la actual gestión y lo soporta el gremialista. No es nocaut, pero es un golpe rudo. "Un golpe bajo", cree Meza.

Epílogo con extras

Lo peor es que el dirigente no solamente tendrá que abocarse a su caso personal. Tendrá que hacerlo también ante los que han afectado a otros trabajadores, a los que también se los habría bajado de categoría. Hasta ayer, había al menos dos empleados más en situación parecida. Los reclamos no se harán esperar.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario