Las supertormentas serán cada vez más frecuentes en el valle

El cambio climático es uno de los motivos.

Una tormenta similar a la que hace una semana destrozó la ciudad volverá a ocurrir. ¿Cuándo? Es lo que nadie sabe. Y no se sabrá hasta una semana antes de que comience a descargar toda esa cantidad de agua capaz de romper, socavar, causar angustia a miles de personas y pérdidas económicas millonarias a ciudades y gobiernos.

Este temporal y el del 2014 fueron similares, pero distintos en cuanto a la formación y a los días que se mantuvo. Pero los efectos catastróficos fueron exactamente idénticos. Desde la AIC quieren determinar características de ambas tormentas no para impedirlas, sino para saber un poco más sobre estos fenómenos extremos que antes no solían ser tan frecuentes.

“Es frecuente en áreas tropicales, subtropicales y la Pampa Húmeda argentina. En nuestra zona son más frecuentes desde octubre a abril, luego comienza a dominar el flujo de los oestes y cambia la circulación atmosférica dominando otro tipo de fenómenos como frentes fríos y lluvias con nevadas en la cordillera”, explicó Griselda Ostertag, especialista de la AIC.

Ostertag dice que estas tormentas pueden volver a ocurrir, porque la región está entrando en el “período de estiaje” y comienza a ingresar aire cálido e inestable del norte, del noreste con frecuencia y esto favorece la formación de este tipo de tormentas.

El cambio climático puede ser un factor que explique este tipo de fenómenos. Según la meteoróloga, uno de los efectos más claros y demostrables desde el punto de vista científico es la ocurrencia de eventos extremos: tormentas, sequías, olas de calor y de frío, inundaciones y nevadas extremas.

Lo único que se puede hacer para evitar que estos temporales destruyan las ciudad es prevenir desde la planificación. “No soy especialista en suelos, pero creo que son fundamentales las obras de escurrimiento de agua y la planificación de las ciudades”, aseguró Ostertag.

“Es frecuente en áreas tropicales, subtropicales y la Pampa Húmeda. En nuestra zona son más frecuentes desde octubre a abril, luego cambia la circulación atmosférica dominando otro tipo de fenómenos”.Griselda Ostertag. Meteoróloga de la AIC

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario