El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
38% Hum
LMCipolletti salud

Las complicaciones que genera el autorreporte de casos de COVID

Los casos no informados pueden alterar el análisis de la situación sanitaria. En Cipolletti, contagiados manifestan que los presionan para trabajar con COVID.

El nuevo protocolo para la confirmación de casos positivos de coronavirus impacta en la precisión de las estadísticas del Ministerio de Salud y empezó a generar conflictos en el ámbito laboral para las personas contagiadas. Salud, siguiendo pautas de Nación, limitó los testeos a personas mayores de 60 años o con factores de riesgo por el desborde de los centros de testeo que provocó la tercera ola de COVID.

Como la mayoría de las personas con síntomas ya no deben hisoparse, el alivio en los centros de salud fue casi inmediato. Sin embargo, comenzaron a notarse problemas lógicos del nuevo sistema, que depende de la responsabilidad de cada ciudadano.

Te puede interesar...

Hay un antecedente que muestra cuánto puede incidir la falta de responsabilidad ciudadana en el seguimiento de los contagios. En una situación similar, al inicio de la pandemia, todos las personas que convivían con un caso positivo debían hacer aislamiento, aunque no tuviesen síntomas. Salud estableció en sus controles que el 30% de los contactos estrechos no hacía el aislamiento.

En Salud admiten que las estadísticas de casos diarios pierden precisión porque gran parte de los casos deben ser informados por los propios pacientes. “Debe haber un montón que no se hisoparon”, ni se informaron, aclaran en Salud al informar las cifras de contagios.

Se registran los positivos por hisopado, o por nexo clínico declarados en la aplicación Cuidar, pero no se sabe cuántas personas ignoran los síntomas -por ser leves- y mantienen una vida normal.

Otra complicación del nuevo protocolo para definir los testeos se da en el ámbito laboral. En Cipolletti se multiplican las denuncias por redes sociales de empleados obligados a ir a trabajar cuando deberían estar aislados, por no contar con un hisopado que confirme que son positivos de coronavirus. La otra cara de la moneda son los comercios cerrados por un brote de casos. Entre unos y otros, la diferencia es la responsabilidad social, actual sostén del sistema.

En torno a las estadísticas, en Salud consideran posible que los reportes de casos sospechosos o positivos realizados por los propios ciudadanos comiencen a crecer a medida que se familiaricen con el nuevo protocolo, lo que permitiría tener una noción cercana a la realidad de la situación sanitaria. De momento, no hay garantías ante el ausentismo laboral.

El autorreporte de COVID es una declaración jurada disponible en las redes sociales del Ministerio de Salud según corresponda: vacunados con síntomas leves, contactos estrechos o personas con síntomas de la enfermedad que no se vacunaron.

Esas declaraciones juradas pueden ser presentadas al empleador como constancia de la enfermedad. Desde Salud se anunció que habría un seguimiento conjunto con Trabajo, pero no se confirmaron acciones, a pesar de las denuncias públicas.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario