Las calles de River

Los cipoleños celebraron la obtención de la Copa Libertadores.

Las calles cipoleñas ayer se volvieron a vestir de blanco y rojo. El histórico triunfo de River sobre Boca en la final de la Copa Libertadores, en Madrid, fue celebrado por miles de hinchas en la ciudad. Como ya es costumbre, se concentraron en la céntrica esquina de Roca y España.

El mundo futbolero se paralizó ayer para presenciar el duelo entre los dos equipos más importantes del país y del mundo. Y Cipolletti no fue la excepción.

Te puede interesar...

A partir de las 15 la circulación vehicular fue disminuyendo hasta desaparecer a eso de las 16. Por las calles de la ciudad no volaba una mosca, hasta que el primer estallido se hizo escuchar. Eran los hinchas de Boca celebrando la ventaja conseguida a través de una apoteótica corrida y magistral definición de Darío Benedetto. Faltaban 2 minutos para que terminara la primera etapa.

El siguiente grito recién llegó a 68’, pero esta vez eran los de River que festejaban el empate de Lucas Pratto después de una jugada colectiva exquisita.

Un partido como este no podía terminar de otra manera más que con un alargue. El resultado global era de 3 a 3 y quedaban dos tiempos de 15 minutos para la gloria o morder el polvo, o quizás los penales.

La expulsión de Wilmar Barrios al arrancar el suplementario hizo que los xeneizes optaran por replegarse y buscar a los delanteros con lanzamientos largos para sorprender mal parado a River.

Centro: como en cada festejo, los hinchas de River se encontraron en la esquina de Roca y españa

Mientras que los de Marcelo Gallardo avanzaban con el dominio de la pelota pero sin profundidad. Eso hasta los 109’ (a 11’ del final), cuando el colombiano Juan Fernando Quintero sacó un zapatazo inatajable para poner 2 a 1 arriba a la Banda. La ciudad volvió a explotar en un grito de gol, pero que todavía no parecía definitivo.

El partido ganó aún más en emotividad. El arquero xeneize fue a buscar cuanto centro cayera en el área rival. En una de esas, Leonardo Jara tuvo el empate, pero la pelota estalló el palo.

Cuando ya iban dos minutos de tiempo adicionado, Gonzalo Martínez liquidó el pleito sin resistencia. En ese exacto momento se escucharon los primeros bocinazos en las calles de Cipolletti, los cuales continuaban hasta anoche al cierre de esta edición.

Sueñan en el Mundial de Clubes

La victoria que consiguió ayer River sobre Boca, además de consagrarlo como campeón de la Copa Libertadores de América, le permitirá disputar el Mundial de Clubes. Allí deberá medirse con el ganador de Kashima AntlersChivas. Si gana, podría cruzarse con el Real Madrid.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario