El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
7% Hum
LMCipolletti juez

Labraña: "Los ocupantes se tienen que ir del lugar"

El juez Guillermo Baquero Lazcano ratificó el desalojo sobre el predio tomado en el barrio Labraña, a fines de agosto. Dijo que fue una ocupación clandestina y violenta; y que espera que la salida sea pacífica.

El juez Guillermo Baquero Lazcano confirmó el desalojo de la ocupación masiva que inició el pasado 28 de agosto y despojó al señor Miguel Ángel Kohan de su propiedad ubicada al final de la calle Lisandro de la Torre. "Este es un claro caso de despojo, y ante la comisión de un delito los fiscales tienen la obligación de intervenir y los jueces, de hacer cesar el delito", sostuvo.

En una audiencia judicial que se realizó este martes por la mañana, dijo que no pone en discusión el derecho que tienen de acceder a una vivienda digna. Pero aclaró que el despojo de la propiedad de terceros no es el camino, sino canalizar su reclamo ante el Ejecutivo.

Te puede interesar...

"El derecho de uno termina donde empieza el del otro. Más donde ese otro tiene nombre y apellido y es completamente ajeno al conflicto y a la necesidad de esta gente", enfatizó el juez, varias veces.

Con similares argumentos, el juez se pronunció sobre el conflicto que existía en otra toma ubicada en cercanías al asentamiento La Alameda. La ocupación ilegal se gestó en otro predio de propiedad privada que es explotado como una ripiera. "La usurpación es un hecho delictivo y seguirá siendo así mientras esté en el Código Penal", recordó.

El defensor Juan Pablo Piombo había solicitado la audiencia de hoy para rechazar el desalojo, entendiendo que la ocupación no fue clandestina. Dijo que ingresaron de forma pacífica, sin cortar alambres y a plena luz del día, por consiguiente, no hubo delito.

Reparó, además, en el estado de vulnerabilidad social de las más de 60 personas que forman parte del asentamiento. "Estas personas prefieren vivir ahí porque la alternativa es peor, quedarse en la calle es peor. Están ahí porque no tienen otra", subrayó Piombo.

Baquero Lazcano confesó que le duele esa necesidad, como juez y persona, pero también le duele el despojo que está sufriendo el señor Kohan y los perjuicio que le acarrea la toma en el sector.

El fiscal Gustavo Herrera y la querellante Daiana Vásquez advirtieron que el estado de necesidad no fue probado ni justifica la comisión de un delito. EL juez que resolvió el recurso de impugnación presentado por la defensa entendió el asunto de igual forma.

"El hecho delictivo existe. Hay una sospecha grave y la prueba es objetiva. Al día de la fecha hay más de 60 personas que ocupan una propiedad privada sin derecho alguno", sostuvo.

Consideró, además, que los ocupantes ingresaron como si fuesen una horda, de manera clandestina y violenta, ya que para consolidar e incrementar su posesión ilegal sobre las tierras de Kohan -la víctima- provocaron un incendio de pastizales, de grandes proporcionales, que está probado. "Acá no entraron una, dos o cinco personas, sino 60. Es evidente que hubo una organización delictiva detrás de todo esto para recaer en terceros que no tienen nada que ver con el problema", advirtió el juez.

Compartió el criterio adoptado por la parte acusadora, respecto del peligro en la demora. Reconoció que no se puede esperar que este proceso dure años para llegar a una sentencia definitiva, ya que el derecho si no es "letra muerta".

olla popular toma labraña

El peligro: la consolidación de la toma

"¿Por qué vamos a permitir desde la Justicia que esta situación continúe en el tiempo? ¿Cuál sería la necesidad de que esta gente esté por encima del derecho del señor Kohan? No hay mejor derecho de los ocupantes, ni siquiera tienen derecho a una tenencia precaria para estar ahí, y se tienen que ir del lugar. Acá, el despojado es Kohan y no otro, y el que está sufriendo un perjuicio", expresó el juez.

En ese sentido, lamentó que se llegue a fin de año sin una solución al conflicto y "sigamos dando vueltas con este tema". Cuestionó que las tomas se estén transformando en un "medio coactivo" para subsanar las falencias que debe resolver el poder Ejecutivo; y procuró que los ocupantes accedan a una salida pacífica, para evitar el desalojo forzoso.

"Quizás, la finalidad del proceso tenga que ver con que (el damnificado) recupere su tierra y la fiscalía opte por no llevar a juicio a estas personas, ya que nuestra labor no es criminalizar a los pobres. Yo espero que no lleguemos a eso, a una sanción criminal para ellos, y que se puedan retirar de manera pacífico. También espero que desde el Municipio sigan realizando un esfuerzo para solucionar este problema", cerró.

El desalojo hoy hubiese quedado firme. Pero la defensa impugnó de nuevo la decisión, de modo que no se ejecutará hasta que un Tribunal de Impugnación resuelva si confirma la medida, todo lo cual hace suponer que la ocupación ilegal, en principio, pasará las fiestas en el lugar.

Para Baquero Lazcano, "seguir dilatando este conflicto lo único que logramos es acrecentarlo". No obstante ello, la defensa tiene ese recurso.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

60% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
40% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario