La pirotecnia vuelve a estar bajo la lupa del Concejo

En el Deliberante amagan, una vez más, con la prohibición, aunque no se aplicaría este año.

Que sí, que no, que sí, que no... El Concejo Deliberante no decide qué hacer con la pirotecnia en la ciudad. Posiciones encontradas y otras voces que se sumaron al debate abierto frustraron el acuerdo que se necesita para sacar la ordenanza de prohibición o una nueva regulación, de modo que la discusión no será zanjada en la recta final del primer año legislativo del gobierno local.

Así, la ciudad volverá a pasar las fiestas de fin de año como de costumbre, con explosivos que echan por tierra el festejo silencioso que añoran las asociaciones protectoras de animales, vecinos y pacientes con autismo y otros trastornos generales del desarrollo, todos muy sensibles a los estruendos.

“No llegamos, hay distintos puntos de vista y no logramos aún el consenso. Lo más probable es que el tema pase para el año próximo”, confirmó ayer la concejal María Alejandra Villagra, quien preside la comisión de Medio Ambiente, donde se debate el polémico proyecto de ordenanza.

La promesa de poner fin a la pirotecnia que acuñó el intendente Aníbal Tortoriello al iniciar su gestión dio marcha atrás cuando apareció la férrea resistencia de los productores y comerciantes del rubro, más los amparos legales como antecedente en otra localidad vecina y el efecto colateral de la venta clandestina. En forma paralela, ciudades cercanas como Barda del Medio se sumaron al veto a los petardos y prohibieron la pirotecnia.

Entonces la iniciativa limitó sus alcances de manera sustancial, y ya no se habló más de prohibir la actividad. En el devenir tomó fuerza la idea de regularla con fuertes controles sobre su venta y campañas de concientización que apuntalen el uso de estos artefactos pirotécnicos. Sin embargo, después de varias idas y vueltas, se llega a fin de año sin definiciones. Más aún, existe la ¿inminente? posibilidad de introducir de nuevo la prohibición en un proyecto que está casi listo.

Lo hizo saber Villagra cuando en diálogo con LM Cipolletti comentó que preparan un proyecto de ordenanza que no tiene autoría -sería resultado del Deliberante en su conjunto- e instala de nuevo la prohibición. Algunos concejales están más cerca del veto total, otros se vuelcan por uno parcial que anule los petardos, las bombas de estruendo y otros artefactos de alto impacto, pero perdona los lumínicos.

“Estaría listo, pero no tenemos el consenso”, indicó Villagra, quien adelantó ayer su posición: “Yo estoy por la prohibición total”. Encontró fundamentos en su formación profesional, ya que siendo pediatra conoce muy bien el trauma acústico que genera en los niños, además del daño que produce en el oído de los animales.

“Faltó la audiencia con los pacientes, y yo pienso que hay que hacerla para escuchar a quienes les genera un daño”, finalizó.

“No llegamos, hay distintos puntos de vista y no logramos aún el consenso. Lo más probable es que el tema pase para el año próximo. Yo estoy por la prohibición total”. María Alejandra Villagra Concejal de Cipolletti

Limitaciones

Los requisitos actuales para la venta

El director municipal de Comercio, Juan Carlos Colombo, confirmó que la venta de pirotecnia será igual al año pasado, por lo que los comercios nuevos que se anoten tendrán que hacer un curso sobre manipulación y almacenamiento de pirotecnia, como también contar con la habilitación especial que se requiere en el caso. En 2015 había 70 locales habilitados por la comuna que podían vender pirotecnia, los cuales se arman de un stock con bastante anticipación a las fiestas. La venta sólo está permitida a mayores de 18 años, entre el 20 de diciembre y el 6 de enero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario