El clima en Cipolletti

icon
27° Temp
28% Hum
LMCipolletti Valentín

La nueva vida de Valentín, el pequeño orense que le ganó la batalla al cáncer

Su mamá, Carla Fernández, contó que -luego de mucho tiempo- su hijo ya dejó de usar el catéter y salió con éxito de su última cirugía. "Por mucho tiempo privó su cuerpito de disfrutar, de ser un niño más, el que tanto le hizo padecer, pero que nos facilitó muchísimas etapas", expresó.

Valentín Verón, el nene orense que ganó su lucha contra el cáncer tras recibir un trasplante de médula ósea, tuvo una semana de gran celebración en este largo camino de recuperación. Es que se sometió a la última cirugía y ya dejó de usar el catéter, lo cual le permitirá tener una vida más plena.

El pequeño, de ahora 8 años, recibió el trasplante de médula el 15 de marzo de 2021, el cual su cuerpo asimiló con éxito. Necesitaba 1.000 glóbulos blancos para confirmar la aceptación del trasplante y los superó luego de un par de semanas. Finalmente, los primeros días de mayo de ese mismo año pudo volver a Fernández Oro.

Te puede interesar...

Según comentó su mamá, Carla Fernández, en redes sociales, la semana pasada a Valentín le sacaron el catéter que, por mucho tiempo, "privó su cuerpito de disfrutar, de ser un niño más, el que tanto le hizo padecer, pero que -a su vez- nos facilitó muchísimas etapas".

"Nosotros, como papás, cumplimos también una tarea y una meta, haber sido guardianes de ese catéter, de haber mantenido la entereza de acompañarte aún sin poder hacer más, ceder la idea de verte sufrir y, en medio de ese sufrimiento, ayudarte a entender que no era necesario, indispensable", relató.

Valentín

También contó que Valentín salió del quirófano y les dijo "pasé la prueba". "Valentín está hecho de grandeza, pero también su escudo es un poco un pedacito de todos los que, con tanta fe y tanto amor, han estado presentes en este camino. Cuando las cosas se ponen difíciles no todos se quedan, pero sí hay algo que este cáncer no pudo llevarse de la vida de Valen, es el amor, porque aún cuando no teníamos nada, el amor tejió una red y nos sostuvo, día tras día, por él", expresó.

Y continuó: "Se termina hijo está pesadilla, hoy, está afuera el catéter y tu cuerpo es libre, a seguir sanando hijo, a correr, a nadar, a tropezarte, a vivir, A VIVIR! .Y como si no fuera poco, hoy cumplimos 1 año y 8 meses trasplantado. Gracias hijo, por tu vida en la nuestra".

La historia de Valentín

A los 7 años, Valentín tuvo cáncer por segunda vez. El primer diagnóstico lo recibió en 2017 y, tras un intenso tratamiento, fue dado de alta. Sin embargo, el 15 de mayo de 2020 sufrió una recaída, pero esta vez de alto riesgo y combinada con un tumor en un testículo, el cual fue extirpado.

"Valentín, como su nombre lo describe, es valiente hasta sus entrañas. En febrero de 2017 se enfermó, así, seco. Como quien dice de un día para otro. Un día era el nene más libre y más sano del mundo, y al otro día el cáncer se presentaba en nuestras vidas, como un huracán que arrasa con todo. Fue invierno en pleno verano, esos días cuando el sol azota fuerte, nosotros sentíamos un invierno profundo en el corazón", relató su mamá, Carla, a través de su página de Facebook "Una médula para Valentín".

Valentín

Allí también contó que lucharon en familia con uñas y dientes contra la enfermedad y que Valentín, de tanto jugar a tener superpoderes, se convirtió en un superhéroe de verdad, el más fuerte de todo el mundo, el que pudo aplastar el cáncer. Sin embargo, en la misma publicación, Carla también tuvo que dar la noticia menos esperada y, probablemente, la más temida.

"Nosotros empezábamos a disfrutar, a sentirnos afuera de ese huracán, pero pasó lo más temido y sin dar aviso. El 15 de mayo de 2020, el cáncer volvió, creyéndose -esta vez- más fuerte, queriéndose adueñarse de nuestras vidas una vez más. Pero Valentín volvió a pararse firme ante ese bichito, al que hoy llama por su nombre, leucemia. Se paró firme y empezó a dar pelea, aún con nosotros derrotados. Solito contra el mundo va. Dios con él, Dios en él, Dios al mando", expresó su mamá, con dolor.

No obstante, a finales del año 2020 el donante apareció y en marzo de 2021 pudo ser operado. Hoy disfruta del cariño y la contención de su familia en su hogar, en Fernández Oro.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario