La Muni les bajó el pulgar a las fiestas al aire libre

Tortoriello no habilitará las celebraciones privadas de fin de año como la Siamo Fuori o la Celebrate.

El intendente Aníbal Tortoriello decidió prohibir las fiestas masivas al aire libre en la ciudad, muy habituales en cada fin de año.

En abril, el cipoleño Nicolás Becerra y otros cuatro jóvenes murieron en la fiesta electrónica Time Warp, y el efecto Costa Salguero –aunque tardío– terminó de gravitar en la toma de decisiones de la actual gestión de gobierno municipal.

Ayer, el director de Comercio, Juan Carlos Colombo, confirmó que no se autorizará ninguna fiesta al aire libre, del estilo Siamo Fuori o Black and White, donde se cobra entrada y se mueve mucha gente. Dijo que lo decidió el intendente a partir de lo acontecido en Buenos Aires. “Al ser tan masivas, no se pueden controlar”, se sinceró.

El descontrol, indicó Colombo, no sólo está asociado a los excesos que facilita la celebración mientras transcurre, sino que también se traslada a la desconcentración de la multitud una vez que la fiesta termina y hay que volver a casa.

“Es una decisión política tomada que no se va a cambiar”, indicó. En ese sentido, advirtió que la medida ya fue comunicada a los organizadores que tenían en mente llevar a cabo fiestas de este tipo en la ciudad.

LM Cipolletti habló con uno de los referentes de Siamo Fuori, Octavio Simonella, quien con algunas evasivas prefirió reservar su opinión al respecto. Sin perjuicio de ello, aclaró que la fiesta es itinerante, por lo que buscará hacerla en otra ciudad.

Colombo, por su parte, aclaró que la decisión del intendente va más allá de las fiestas privadas, ya que también les marca la cancha a los boliches. Según señaló, estos tampoco podrán realizar actividades a cielo abierto, de modo que la posibilidad de abrir un sitio con estas características sobre un predio de la Ruta 151 que está a la altura del kilómetro 6,5 en principio enfrenta más trabas que facilidades. “No cumple con nada el predio, ni siquiera tiene el permiso de Obras Privadas”, afirmó.

Del otro lado del puente, el intendente Horacio “Pechi” Quiroga había tomado la decisión inicial y transitoria de suspender las autorizaciones municipales con venta de entradas de fiestas en lugares que no estén habilitados. Mientras que en Fernández Oro, el intendente Mariano Lavín mantiene una postura más abierta: “Si cumplen con todos los requisitos, no hay problema, como cualquier otro evento. Tomamos todos los recaudos que exige la legislación para que se puedan realizar”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario