El clima en Cipolletti

icon
Temp
33% Hum
LMCipolletti

La mujer asaltada y dos testigos coincidieron en sus relatos

La víctima del arrebato y dos personas que vieron el hecho declararon ante el juez Herrera.

El titular del Juzgado de Instrucción Seis, Gustavo Herrera, quien quedó a cargo de la investigación que se lleva adelante por el asesinato de Claudio Araya, tomó declaración ayer a la mujer mayor que fue asaltada por el delincuente y a dos testigos del arrebato, que se dio en forma previa al crimen.
En tanto, Ramón Geldres, quien quedó detenido por el homicidio del comerciante, será trasladado la semana que viene a esta ciudad para ser indagado. El sospechoso quedó alojado en la alcaidía de General Roca. Se trata de un preso del penal cipoleño, condenado hasta 2015 y de frondoso prontuario, que gozaba del beneficio de salidas transitorias otorgado por el juez roquense Juan Pablo Chirinos. 
Trascendió que la señora a la que los hermanos Araya socorrieron comentó cómo ocurrieron los hechos e incluso dio algunas características de su agresor y también dijo haber visto cómo los hombres salieron a perseguir al delincuente.
Esta versión coincidió con las de dos testigos, quienes además dieron específicos detalles del cuchillo con el que los hermanos resultaron heridos. “Sus testimonios fueron muy similares, por lo que no quedarían dudas de la autoría del hecho, pese a que resta que dé su versión sobre lo sucedido”, comentó una fuente judicial.
Geldres fue trasladado anteanoche al penal roquense, donde permanecerá detenido hasta que el juez disponga que sea indagado.
 
El crimen
Claudio, de 49 años, y Natanael, de 26, se encontraban la mañana del martes trabajando en su vivero, de Primera Junta y Mengelle, como era habitual. Cerca de las 10 se sorprendieron al ver cómo un motochorro le robaba a una mujer frente a la Clínica Moguillansky y no dudaron en salir en su defensa.
Ninguno de ellos notó que el delincuente había dejado estacionada su motocicleta, de 110 centímetros cúbicos, sobre calle Urquiza, a la vuelta de la esquina, en la que había escondido un cuchillo.
El hecho ocurrió en escasos segundos. Lograron alcanzarlo cuando éste se disponía a huir en su rodado. Lo golpearon y fue cuando el ladrón los apuñaló a ambos.
Claudio Araya recibió una profunda puñalada en el abdomen. Producto de la herida murió cuando era trasladado al hospital. Mientras que su hermano logró sobrevivir. El joven fue intervenido quirúrgicamente y hasta ayer se encontraba internado en el Sanatorio Río Negro. Su estado de salud era reservado.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Dejá tu comentario